La infanta Cristina ni olvida ni perdona a Iñaki Urdangarin

·3 min de lectura
VITORIA-GASTEIZ, SPAIN - DECEMBER 25: Iñaki Urdangarin and the infanta Cristina of Spain are seen in Vitoria on Christmas Day  (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)
La infanta Cristina se ha hartado de Iñaki Urdangarin (Photo by Europa Press Entertainment/Europa Press via Getty Images)

La infanta Cristina ha llegado a su límite y tiene clarísimo que ya ha dado bastante la cara en los últimos años por su todavía marido Iñaki Urdangarin. Cuando estalló el caso de corrupción ‘Noos’ ella fue la única de la familia real que, desmarcándose de la tónica monárquica del resto de miembros, siguió al lado de Iñaki.

Cuando el exdeportista ingresó en prisión vimos a su sacrificada mujer ir a verle y disfrutar de su compañía cuando pudo empezar a tener días libres y, posteriormente, cuando ya no tuvo que ir a dormir a la cárcel.

La imagen de Cristina se vio seriamente perjudicada por el escándalo de su marido y, aún así, aguantó el chaparrón estoicamente. Ahora que las aguas se habían calmado en ese sentido (dado que su padre no se queda corto en polémicas tampoco), va Iñaki y le pillan con otra mujer.

Cristina ya ha dicho basta. Según la periodista especializada en monarquía, Pilar Eyre, la infanta ya no pasa por el aro de las meteduras de pata de su marido y no piensa perdonarle aunque hay rumores de que él sí desea volver a su lado, quizá por el bien de sus hijos.

La revista ‘Lecturas’ acoge el blog de Eyre y asegura conocer la versión directa de Cristina: “No va a haber reconciliación ni perdón”, aún así también asegura que Cristina se siente humillada y se enfada al leer que sigue enamorada de Urdangarin tras su supuesta deslealtad con Ainhoa Armentia.

El entorno de confianza de la infanta es conocedor de que el dolor y el cabreo son tan profundos que estos sentimientos negativos han borrado todo ápice del amor que Cristina sentía hacia él y, según el citado medio “La intención de divorciarse es ya irrevocable” por parte de la hija de Juan Carlos I.

Además de poner fin a su matrimonio y de haberle aguantado a Urdangarin todos sus tejemanejes, Cristina tiene claro que su orgullo y su autoestima están intactos porque “Yo no he fallado”, asegura repetidamente.

Desde luego el que ha fallado es él si ella no era conocedora de la presunta relación amorosa con Armentia y, a juzgar por el apresurado comunicado que mandaron con el ‘cese de la convivencia’ una vez apareció la portada de la revista con la gran pillada, está claro que Cristina no tenía ni idea.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

Si ella no perdona ni olvida, ¿por qué sigue luciendo su alianza de casa? Pues el semanario también acerca la versión de la ‘royal’ desvelando el misterio: “respeto la institución del matrimonio, llevo el anillo desde hace casi veinticinco años y lo voy a seguir llevando hasta que me divorcie, ¡quiero que el mundo sepa que yo no tengo nada de qué avergonzarme!”.

De hecho y según el citado medio, Cristina tiene tan claro que no hay marcha atrás que ya quería anunciar divorcio en el comunicado que mandaron pero habría sido el ex duque de Palma “quién le suplicó que solo informaran de que habían interrumpido la relación”, como si de este modo él aún tuviese alguna oportunidad de reconquistarla.

No hace falta ser infanta para entender que si pillan a tu marido con otra y encima tras haberle aguantado en un caso tan serio como el ‘Noos’ a pesar de la mala imagen que eso repercutía sobre Cristina, se le hayan agotado las oportunidades a este señor.

Sintiéndolo mucho por su hijo Pablo que quisiera que sus padres volviesen a estar unidos porque, según él, ‘sería lo normal’, apoyo totalmente la versión que Eyre recoge sobre una mujer que se siente dolida, enfadada pero a la vez orgullosa de sí misma, pasando página de un hombre que quizá no ha sabido valorarla.