Las empresas más contaminantes conocían los efectos del cambio climático desde hace décadas

Las empresas más contaminantes conocían los efectos del cambio climático desde hace décadas

Cuando pensamos en el cambio climático, nos suele venir un villano a la cabeza, porque todas las buenas historias tienen un villano. En este caso, la industria del petróleo. A fin de cuentas, sabían desde hace décadas que el uso de combustibles fósiles emitía gases invernadero, y el efecto que esto tiene sobre nuestro planeta.

Pero no eran los únicos. Ni siquiera los primeros. La industria del carbón, otro combustible fósil, ya sabía que su negocio era malo para el planeta a mediados de la década de los sesenta. Ahora ha salido a la luz un documento de la patronal americana del carbón, que ya valoraba el impacto sobre el clima, que data de 1966.

Y en el informe de 1966 aparecen ya todos los puntos de discusión que usamos hoy en día. Desde las evidencias de que los combustibles fósiles emiten CO2 y que la concentración de este gas es muy superior a ningún punto del pasado, hasta el efecto sobre los casquetes polares.

En un sólo párrafo se describen los efectos del cambio climático. Traduciendo de la manera más ajustada posible, se puede leer “[…] debido a que la envoltura de CO2 reduce la radiación, la temperatura de la atmósfera de la Tierra se incrementará y dará como resultado amplios cambios en los climas de la Tierra. […]”

El documento no se queda ahí. Comenta escenarios futuros – recordemos, escenarios que ya se podían predecir en 1966 – que hablan de la fusión del hielo de los polos e inundaciones en ciudades como Londres o Nueva York.

Así que la industria del carbón ya sabía de los efectos de los combustibles fósiles sobre el planeta. ¿Y qué hicieron? Dedicaron, durante décadas, un enorme esfuerzo humano, económico, publicitario y lobbístico a negar primero el cambio climático, y después la influencia humana en él.

Hoy en día muchas de las antiguas compañías de la industria del carbón se han reconvertido hacia otras fuentes de energía. Y muchas ya aceptan el cambio climático como un hecho, y el impacto humano como una realidad.

Pero tal vez nos hubiese venido bien a todos que se hubiese hecho algo antes.

Me enteré leyendo aquí.

Más historias que te pueden interesar: