Increíble pero cierto: Sensación de vivir debe parte de su éxito a la Guerra del Golfo

El 4 de octubre de 2020 se cumplirá el trigésimo aniversario del estreno de Beverly Hills, 90210, conocida como Sensación de vivir en España. ¡Y cuánto ha llovido desde entonces! Tanto que incluiso hemos sabido que nadie quería a Luke Perry y que su éxito juvenil fue gracias a una sola persona, Aaron Spelling, al igual que con el paso del tiempo se dio a conocer que el complicado carácter de Shannen Doherty pudo ser el detonante de su salida de la serie.

Este drama televisivo creado por Darren Star se mantuvo en la pequeña pantalla durante 10 temporadas y un total de 296 capítulos. Pero seguramente desconoces que ese éxito bebió directamente de la Guerra del Golfo. Sí, como lo lees.

(©FOX)

Se cuenta que esta historia juvenil encontró la clave de su éxito en la Guerra del Golfo porque ofrecía algo diferente al resto de cadenas que centraron la emisión total en la guerra, tal y como revelan medios como Entertainment Weekly.

Si echamos la vista atrás descubriremos que la primera temporada de Sensación de vivir, lanzada el 4 de octubre de 1990 y desarrollada hasta el 9 de mayo de 1991, no fue demasiado bien, teniendo una audiencia promedio en Estados Unidos de 14.2 millones de espectadores que, eso sí, aumentaron progresivamente hasta lograr mantenerse por encima de esa cifra en las tandas sucesivas.

No obstante, la cadena FOX decidió emitir otra tanda de episodios durante aquel verano de los 90 como alternativa a los especiales que ofrecían el resto de cadenas sobre el conflicto bélico -que se produjo en respuesta a la invasión y anexión iraquí del Estado de Kuwait del 2 de agosto de 1990 al 28 de febrero de 1991-.

Sensación de vivir fue por tanto la alternativa a la sobreinformación de la conocida como Madre de todas las batallas que enfrentó a una fuerza de coalición compuesta por 34 países y liderada por Estados Unidos, contra la República de Irak. Y es que mientras la mayoría de las series se encontraban en el acostumbrado descanso veraniego, esta producción intentaba meterse en el bolsillo a los televidentes.

Así, tras las bajas calificaciones de la primera temporada se alcanzó un máximo en la cuarta tanda con una audiencia de 21.7 millones de espectadores de promedio. Ya era una realidad: Sensación de vivir había robado el corazón del público. Una buena acogida digna de recordar que se mantuvo incluso hasta la quinta temporada, a pesar de la partida de Shannen Doherty al final de la cuarta tanda de episodios.

(©FOX)

Ahora bien, así como la Guerra del Golfo ayudó en la expansión de esta ficción protagonizada por Brenda y Brandon, dos hermanos que se mudan con sus padres al elitista barrio de Beverly Hills de Los Ángeles (California) donde entablan amistad con un grupo de chicos y chicas con los que vivirán el paso de la adolescencia a la madurez, hay que destacar que desde la sexta temporada la calificación promedio disminuyó gradualmente hasta el cierre de la serie. De hecho, la audiencia cayó en picado tras la partida de Jason Priestley (Brandon), y Tiffani-Amber Thiessen, actriz en el rol de Valerie, en la novena temporada que generó una audiencia promedio de 9.7 millones de espectadores.

Por eso yo soy de las que piensa que una serie tan aclamada como Sensación de vivir podría haberse despedido antes del público y no acabar con un mísero 8.33 de audiencia media en su temporada de desenlace. Los productos audiovisuales acaban quemándose y prueba de este desgaste es que ni el regreso de Luke Perry pudo ayudar a extender una muerte televisiva anunciada. Pero esa ya es otra historia. Por tanto, aunque pueda sonar extraño, hay quienes creen que Sensación de vivir habría sido cancelada de no ser por la Guerra del Golfo. Los nuevos capítulos acabaron calando entre el público, especialmente adolescente, que buscaba evadirse de la información bélica en televisión.

A estas alturas no cabe duda que Sensación de vivir nos cambió para siempre. Los conflictos amorosos y demás dramas de Brenda, Brandon, Kelly, Dylan y compañía han perdurado en el tiempo fascinando primeramente a la juventud de los noventa y posteriormente a otras generaciones venideras como la mía, marcando además escuela en las producciones del siglo XXI ya que la mítica serie abordó temas como las drogas, las violaciones o el bullying mucho antes que los éxitos televisivos que hoy consideramos de culto con la boca grande.

Sensación de vivir planea su vuelta a la pequeña pantalla próximamente en forma de reboot (¡efectivamente el reparto ya ha sido visto reunido!). Aunque no contará con el elenco original al completo, ya que ni Shannen Doherty ni Luke Perry han confirmado su participación en el nuevo proyecto asociado a la mítica serie. Esperemos que su regreso a la pequeña pantalla tenga éxito por sí mismo y que achaquemos a la nostalgia y no a una guerra el triunfo del reboot.

Para seguir leyendo:
Nadie quería a Luke Perry en Sensación de vivir: su éxito juvenil fue gracias a una sola persona
¡Atención! La serie Sensación de vivir podría regresar a la pantalla casi 30 años después de su estreno
Sensación de vivir regresará en forma de falso documental

Imágenes: ©FOX