El incierto papel del príncipe Andrés ahora que el rey es su hermano Carlos III

·3 min de lectura
EDINBURGH, SCOTLAND - SEPTEMBER 12:  Príncipe Andrés, Duke of York is seen leaving St Giles Cathedral on September 12, 2022 in Edinburgh, Scotland. King Charles III joins the procession accompanying Her Majesty The Queen's coffin from the Palace of Holyroodhouse along the Royal Mile to St Giles Cathedral. The King and The Queen Consort, accompanied by other Members of the Royal Family also attend a Service of Prayer and Reflection for the Life of The Queen where it lies in rest for 24 hours before being transferred by air to London. (Photo by Samir Hussein/WireImage)
El príncipe Andrés estab muy protegido por su madre Isabel II (Photo by Samir Hussein/WireImage)

Siempre se ha dicho que el príncipe Andrés era el hijo predilecto de la reina Isabel II y, realmente, a lo largo de los últimos años parece haberse demostrado con creces.

La monarca recientemente fallecida pudo despedirse de su amado hijo que, además de darle el último adiós al lado de su cama en la estancia de Balmoral, tomó una responsabilidad vital para ella, la de adoptar a sus perros.

Los corgis de la reina la han acompañado desde sus 18 años de generación en generación, teniendo hijos cada perro que ella tenía. Recientemente, hace menos de un año, cuando el duque de Edimburgo enfermó, Andrés le regaló a su madre dos cachorros más, Muick y Sandy.

Ella tenía claro que no quería más perros debida su avanzada edad, en aquel entonces 95 años, pero Andrés le dio la sorpresa y no pudo rechazarlos. Ahora el príncipe y Sarah Ferguson han adoptado a los dos sabuesos de Isabel II tras su muerte.

Sin embargo los dos perros son el menor de los problemas para Andrés y es que, ahora que reina su hermano Carlos III su papel en la institución es realmente incierto. En plena polémica por el caso Epstein, Isabel II no le retiró los títulos ni el ducado de York a pesar de la presión pública. Le quiso conmemorar con una medalla al honor y, encima, habría pagado una millonada en abogados para su hijo en apuros. Todo esto, sin despeinarse.

¿Cuál es ahora la diferencia? Pues muy sencillo, el cariño del pueblo. A Isabel II parece que todo se le perdonaba y es que en 70 años de mandato a cargo de la corona son muchísimas las filias y pasiones que levanta en Reino Unido sin embargo, no ocurre lo mismo con Carlos III.

El nuevo rey no se ha ganado todavía esa devoción y, con lo “corto” que será su mandato comparándolo con el de su madre, dudo que consiga ese nivel de respeto y popularidad, además, la sombra de la muerte de Lady Di sigue muy presente y es muy alargada.

Carlos III ya dijo que cuando él fuera rey cerraría el grifo a despilfarros de dinero y que se encargaría de que solo el núcleo duro de la monarquía representara a la corona refiriéndose a sí mismo, Camilla Parker Bowles, su hijo William, Kate Middleton y los hijos de estos.

Eso deja fuera a la princesa Ana, al príncipe Andrés y a otras figuras como Beatriz y Eugenia de York, hijas de su hermano. Si finalmente Carlos lleva a cabo esta determinación, le favorecerá indirectamente a Andrés porque no se verá excluido sino que parecerá que es decisión del rey que nadie más represente a la institución.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Por otra parte, si Carlos III sigue por un tiempo con las políticas de su madre, Andrés lo tiene difícil y es que ya ha visto lo que es el rechazo en la calle cuando le han llamado ‘viejo enfermo’ mientras andaba solemne detrás del cuerpo sin vida de su madre.

El pueblo no perdona a Andrés y, aunque no ha salido culpable de nada, su imagen está muy tocada a nivel público y ahora ya no tiene el cobijo de mamá en el que siempre se ha escudado para intentar seguir haciendo apariciones en actos oficiales como el funeral del duque de Edimburgo, donde Isabel II le quiso dar un papel destacado sorprendiendo (y ofendiendo) a mucha gente.

Te puede interesar...

¿Cuál es la polémica del príncipe Andrés en el caso Epstein?

Una joven llamada Virgina Giuffre acusa públicamente a Andrés. La joven, una de las víctimas de la red de explotación de Jeffrey Epstein, asegura que el hijo de la reina de Inglaterra la agredió cuando era menor de edad.