Por la incertidumbre económica, así se derrumbó la colocación de nuevos préstamos los últimos 4 meses

·4 min de lectura

La incertidumbre reinante en el país desde hace ya varios meses, a lo que se suma un proceso inflacionario que lejos de ceder, toma nuevos bríos mes a mes, reducen a su mínima expresión el horizonte de planeamiento por lo que también complican la toma de decisiones de las familias en lo que hace al acceso a un préstamo personal. En este contexto, también cobra relevancia el continuo incremento de las tasas de interés, que se ajusta en función de la política monetaria implementada por el Banco Central.

Como resultado de esta situación, los montos efectivamente colocados por los bancos muestran una marcada reducción desde marzo a la fecha.

En efecto, si se toman como referencia los datos publicados por la autoridad monetaria y se los ajusta por inflación, la caída entre ambos meses es del orden del 26%, pues se pasó de los $84.143 millones a $62.427 millones.

A ello se suma que el ultimo dato registrado es el más bajo de los últimos doce meses y es un 30% menor que el de noviembre de 2021.

Caída de los préstamos personales: las causas

Sin duda que parte de este declive puede atribuirse a la suba de la tasa nominal de interés, que en el último año pasó del 51% al 66%, sin contar aquellos ítems que terminan constituyendo el costo financiero total.

Es precisamente este último el que se toma en cuenta para el cálculo de las cuotas. La mala noticia para un potencial tomador es que en la actualidad oscila entre el 180 y el 220% anual, pues el peso que tiene para el cálculo de la cuota es muy elevado.

La colocación de nuevos préstamos personales se derrumbó un 24% en solo 4 meses
La colocación de nuevos préstamos personales se derrumbó un 24% en solo 4 meses

La colocación de nuevos préstamos personales se derrumbó un 24% en solo 4 meses

Esa diferencia depende de varias cosas: del perfil crediticio del individuo, del plazo que elija para pagarlo -a mayor cantidad más se paga de intereses- y por supuesto de la entidad financiera.

A manera de ejemplo, para un préstamo de $100.000 se deberán pagar 24 cuotas iguales y consecutivas del orden de los $11.500, de los cuales solo un tercio se destina en promedio a la cancelación del capital y el resto al pago de intereses.

Un cálculo rápido concluye que se terminarán pagando $276.000, sin tomar en cuenta el efecto inflacionario. En cambio si este se tomara en cuenta una inflación mensual como la última conocida (7,4%) y se la proyectara para toda la vida del préstamo, el monto actualizado a devolver sumaría unos $127.000.

¿Por qué es tan alto el costo financiero total?

Un reciente informe del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral) de la Fundación Mediterránea encargado por la Asociación de Bancos Argentinos (Adeba) concluye que la suma de impuestos municipales, provinciales y nacionales encarecen un 44% el Costo Financiero Total (CFT) de los préstamos bancarios a empresas y familias.

De acuerdo al informe, el peso de los tributos que gravan directamente el crédito explica el 30,5% en el caso de esta línea del Costo Financiero Total (CFT), producto de gravámenes como el IVA, impuesto a los débitos y créditos bancarios (IDCB), impuesto provincial de sellos (IS) y el impuesto provincial sobre los ingresos brutos (IIBB), entre otros.

"Los impuestos nacionales cobran mayor importancia en los créditos personales y en los créditos hipotecarios que no son destinados a vivienda única, por el peso del IVA en los intereses (no se puede usar como crédito fiscal). En tales casos, los impuestos nacionales representan un 61,9% del impacto de los impuestos en el costo del crédito, mientras los provinciales explican un 25,4% y los municipales un 12,7%", señaló el documento.

Parte de este declive puede atribuirse a la suba de la tasa nominal de interés, que en el último año pasó del 51% al 66%

"Es hora de analizar la forma de bajar la carga que Nación, provincias y municipios le imponen a las empresas y personas que toman créditos y usan servicios financieros", dijo Javier Bolzico, el presidente de Adeba, la asociación que nuclea a los bancos privados.

Datos a tener en cuenta

  • Costos: Se recomienda siempre verificar cuál es el Costo Financiero Total (CFT) del préstamo, ya que incorpora todos los ítems vinculados a la tasa.

  • Plazos: La mejor opción, al momento de sacar un crédito, es poder hacerlo en el menor plazo posible, pero luego de evaluar la capacidad de pago.

  • Monto: Cuánto se va a pedir es clave. No hay que pedir dinero extra por las dudas. Se recomienda solo pedir el dinero que realmente se necesita.

  • Simular: Antes de avanzar con un crédito se debe tener el ejercicio de simular los préstamos en distintos bancos para elegir la mejor opción.

  • Analizar: Antes de sacar un préstamo se tiene que analizar su finalidad y capacidad de pago para no generar atrasos que encarezcan el crédito.