Una foto desoladora resume el antes y el después de los incendios en Isla Canguro (Australia)

De los incendios que arrasan Australia desde hace meses han sido muchas las imágenes e historias que se han viralizado en este tiempo en el que han surgido diversas iniciativas solidarias y llamamientos a la ayuda de celebridades del país como Chris Hemsworth. La última en compartirse miles de veces en distintas redes sociales llegando a los medios de comunicación ha sido un montaje en el que se puede ver el antes y el después de las llamas una carretera muy popular en Isla Canguro.

A la izquierda, el asfalto serpentea hasta el horizonte en medio de un frondoso bosque. Naturaleza en estado puro. Árboles a un lado y otro de la carretera hasta donde se pierde la vista. Una foto tomada hace tiempo, antes de que las llamas cambiasen el paisaje y lo dejasen como se ve en la imagen de la derecha, arrasado, desolado, sin un ápice de verde y todo teñido de grises y negros.

Han sido muchos los internautas que han compartido este montaje en el que se puede comprobar, de uno solo vistazo, cuál es el nivel de devastación y desolación en el que desde diciembre está sumida una isla que no hace tanto era un paraíso para lugareños, turistas y especies en peligro de extinción.

El tuit que más repercusión ha tenido (embebido al comienzo de esta noticia) ha sido el compartido por Shafeeq (@Y2SHAF), quien acumula más de 43.000 me gusta en dos días y más de 17.000 retuits. En su mensaje con la imagen que se ha vuelto viral por su significado y simbolismo, este británico aficionado a los viajes explica que lo que se ve es la misma carretera de Isla Canguro y que “la segunda foto fue tomada después de los incendios forestales que han destruido aproximadamente un tercio de la isla”.

Es dato, el de un tercio de la isla arrasado por las llamas, lo ha proporcionado la NASA, que ha emitido un comunicado en el que explica, basándose en la información extraída de sus imágenes satelitales, que aproximadamente un 33% del territorio de esta isla situada frente a la costa sur de Australia se ha visto afectado por los incendios que comenzaron el año pasado.

En sus cálculos, la agencia espacial estadounidense estima que han ardido ya al menos 155.000 hectáreas en lo que califica como una “tragedia ecológica” que ha sacudido una región famosa por sus paisajes vírgenes y sus reservas naturales. Esas amenazadas por el fuego en las que viven leones marinos, koalas y multitud de aves poniendo especial énfasis en que Isla Canguro es el hogar de dos especies en extinción. Por un lado, el canguro dunnart. Por otro, la cacatúa negra.

El balance de los daños, que no cesa de crecer, es de un tercio de la isla quemada, dos fallecidos, 56 casas destruidas, cientos de edificios y, según los ecologistas, unos 25.000 koalas -animal asociado a Australia junto con el canguro- muertos como consecuencia de los incendios. Una cifra que supone la mitad de la población de esta especie en la isla.

En la BBC explicaban esta misma semana que la razón por la que Australia se está enfrentando a una de las peores temporadas de incendios se debe, en gran parte, a las altas temperaturas que está registrando el país y a la severa sequía que afronta desde hace meses. Una situación extrema y desoladora que no parece que vaya a encontrar fin en breve en un país que está tan acostumbrado a arder que tiene ‘temporada de incendios’.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, ya ha advertido que las llamas pueden continuar durante meses. Las zonas más afectadas son el sur y el este del país y el último balance de víctimas a nivel nacional desde que se iniciaron los fuegos en septiembre es de 24 muertos y decenas de desaparecidos.

Más historias que te pueden interesar:

El paisaje de carreteras flanqueadas por árboles verdes y frondosos ha dejado paso a la de la desolación de las llamas tras los incendios. (Foto: Matt Loxton Photography / Newspix via Getty Images)