El incendio de Vall d'Ebo sigue activo y obliga a desalojar la sexta localidad

·5 min de lectura

El incendio forestal que se declaró la noche del pasado sábado en Vall d,’Ebo (Alicante), y que ha quemado cerca de 10.000 hectáreas y forzado al desalojo de más de un millar de personas, continúa “muy activo” y ha obligado a cortar la carretera CV-712, que une este municipio con Pego.

Fuentes de Emergencias de la Generalitat Valenciana han informado a Efe de que durante la noche, en la que han estado trabajando cerca de 300 efectivos terrestres, el fuego ha seguido “muy activo”, especialmente en la parte oeste, cerca del municipio de Tollos, y en la zona este, hacia Pego.

Los efectivos de emergencias que trabajan en el incendio forestal de la Vall d’Ebo (Alicante) han iniciado este martes la evacuación del municipio de Benimassot ante la evolución del fuego, según ha informado el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat. Los vecinos de esta localidad se suman a las 1.200 personas desalojadas en el entorno y de las poblaciones de otras comarcas como Tollos, Famorca, Fageca, Beniaia y la Vall d’Alcalà.

La carretera CV-712, que une los municipios de Vall d’Ebo y de Pego ha sido cortada y durante la noche no se han producido nuevos desalojos, según las mismas fuentes.

Albergues provisionales

Con todo, solamente 20 afectados hayan pernoctado esta noche en alguno de los dos albergues provisionales instalados por la Cruz Roja, en Pego y Muro de Alcoi.

Fuentes de Cruz Roja han informado a EFE de que por ambos centros de acogida pasaron ayer unas 150 personas para ser atendidos por distintos motivos, pero que únicamente pasaran la noche en el interior 17 personas en el de Pego y tres más en Muro de Alcoi.

En el albergue trabajadores sociales, socorristas y orientadores de la institución benéfica atienden a los desalojados y además se dispone de camas, kits de higiene personal, comida y bebida.

Desalojado un camping en Bejís (Castellón)

El incendio declarado en la tarde del lunes en la localidad castellonense de Bejís ha obligado a desalojar el camping Los Cloticos, según informa el 112 GVA. Ha afectado ya a 670 hectáreas en un perímetro que se calcula provisionalmente en unos 20 kilómetros. El Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat ha establecido la situación 2 del Plan Especial de Incendios Forestales por este desalojo.

A primera hora de este martes se han incorporado siete medios aéreos de la Generalitat y se han solicitado otros once al Gobierno, uno a Aragón y otro a Castilla-La Mancha.

Durante la noche han trabajado en el lugar alrededor de 200 efectivos entre bomberos forestales de la Generalitat, bomberos del Consorcio de Castellón, de la Unidad Militar de Emergencias y de la Guardia Civil, así como de otros cuerpos de seguridad.

El segundo incendio que afecta a la provincia de Castellón, en Les Useres, donde han ardido cerca de 800 hectáreas, ha quedado estabilizado sobre la una de la madrugada, según las fuentes.

El humo de los incendios de Bejis y Vall d'Ebo llega a Mallorca. (Photo: AEMET)
El humo de los incendios de Bejis y Vall d'Ebo llega a Mallorca. (Photo: AEMET)

El humo de los incendios de Bejis y Vall d'Ebo llega a Mallorca. (Photo: AEMET)

El humo llega Mallorca

El humo de los incendios declarados en Vall d’Ebo (Alicante) y Bejís (Castellón) se está expandiendo hacia el este y está llegando hasta Mallorca, según ha constatado la delegación territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Según ha explicado Aement en sus redes sociales, está soplando un intenso flujo de viento del sureste en ambos incendios.

Aunque en capas bajas el viento es del sureste, por encima de las cimas de las montañas, a partir de 1.200-1.500 metros, el viento es intenso y gira rápidamente al oeste, de ahí que el humo se esté expandiendo hacia el este de forma rápida llegando hasta Mallorca.

Galicia trabaja en la extinción de seis fuegos

Galicia ha sumado la noche del lunes al martes un nuevo incendio forestal y trabaja para apagar seis -dos en Lugo y cuatro en Ourense- con 2.508 hectáreas quemadas, informa la Consellería do Medio Rural. El nuevo fuego está en Pantón, en la parroquia de Frontón, con 20 hectáreas afectadas y activo desde las 22:39 horas de anoche.

El otro incendio de la provincia de Lugo está en Ribas de Sil, en la parroquia de Torbeo, en un punto de la provincia de Lugo que limita con la de Ourense, sigue estabilizado tras quemar 40 hectáreas. De nuevo en Ourense, están estabilizadas las llamas en Riós, parroquias de Fumaces y A Trepa, con 103 hectáreas y en Oímbra, parroquia de As Chás, con 70 hectáreas.

Ha quedado también estabilizado esta tarde el incendio más grande, con 2.100 hectáreas, que es el que une los focos que empezaron en Laza, parroquia de Camba, y en Chandrexa de Queira, parroquia de Queixa, también próximo a la estabilización.

En Castrelo do Val, en la parroquia de Campobecerros, el fuego ha quedado controlado tras quemar 175 hectáreas y con varios focos de origen, por lo que la Consellería dice que “todo apunta a que fue intencionado”.

Estos seis incendios, que suman 2.508 hectáreas, afectan a la provincia de Ourense y el sur de Lugo y en ellos trabajan en coordinación medios autonómicos y estatales.

Dado el avance de los trabajos durante la jornada de ayer y la entrada de una mase de aire frío con lluvia en Galicia, el pronóstico es positivo de cara a las próximas horas. Las fases de los incendios empiezan con los fuegos activos, pasan a estabilizados, luego a controlados y, por último, a extinguidos.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR