Inés Hernand: la abogada que prefirió vivir del humor

·3 min de lectura
Photo credit: Pablo Sarabia
Photo credit: Pablo Sarabia

Llevamos en la producción con Inés Hernand en el plató de Hearst desde las 9 de la mañana, son las 14.00h y lo cierto es que nos falta tiempo para que todo lo que la quiero preguntar y para todo lo que ella me quiere contar.

También es cierto que nada más despedirme de Inés, la primera sensación que tengo es de que hubiera estado hablando con ella mucho más tiempo. Es de palabra fácil y bien construida, (algo que no siempre va de la mano) y su discurso engancha según avanzan los minutos. He descubierto que es una persona sensible que se ha construido a sí misma y también, aunque ella no lo crea así, que sí que es una cómica magnífica.

Hace seis meses el nombre de Inés Hernand podía pasar más desapercibido para el gran público, pero hoy tras haber presentado Benidorm Fest (del que salió Chanel para representarnos en Eurovisión, junto a Máximo Huerta y Alaska, aparecer en La Resistencia, y retransmitir en directo el Orgullo desde la carroza de RTVE, su humor y su trabajo han convencido más allá de las redes sociales donde comenzó su andadura humorística.

Photo credit: Pablo Sarabia
Photo credit: Pablo Sarabia

Vida, humor y carrera

Estirando el Chicle, Cuarto Millenial, Dos rubias muy legales, Deforme Semanal... son solo algunos nombres que Inés cita como ejemplos del nuevo humor mezclado con política, feminismo o cultura pop que han calado hondo y que ya son imprescindibles para un gran público.

Referentes cómicas

Como nos cuenta Inés, "aquí hay negocio y no tiene que ser necesariamente masculino" y nos habla de sus referentes de mujeres cómicas que pasan desde una Patricia Conde en El Informal, un personaje y un tipo de humor que según ella se ha reciclado "raro", que dio paso a Eva H en El Club de la Comedia, Silvia Abril o Yolanda Ramos con los sketches de Homo Zapping, Anabel Alonso y luego ya vino el salto a una Susi Caramelo, Martita de Graná, Carolina Iglesias, Victoria Martín o Andrea Compton.

Como recalca Inés, la comedia es otra cosa, se ha reinventado mucho y muy rápido bebiendo del humor anglosajón, y ha dejado de habitar antros nada deseables a formatos atractivos, y nuevos circuitos de comedia que han servido de plataforma para revolucionar el género.

Photo credit: Pablo Sarabia
Photo credit: Pablo Sarabia

Adolescencia difícil

Ella misma reconoce no haber tenido una adolescencia fácil y cómo el humor le ayudó a afrontar una vida, que no siempre le ha venido de cara. De hecho fue el humor, el que a partir de quedarse en paro, le permitió transformar su particular "drama" en pequeños sketchs que tuvieron una gran acogida en redes sociales.

Crisis de identidad

No tiene ningún problema en hablar de una crisis de identidad que le hizo cambiar de carrera y tener la sensación de que todo iba hacia un inevitable abismo. Por suerte no fue así y hoy puede decir con orgullo que ha pasado de la precariedad y la duda sobre su futuro a estar en uno de los mejores momentos de su vida.

Photo credit: Pablo Sarabia
Photo credit: Pablo Sarabia

Las mujeres magníficas de su vida

No puede evitar emocionarse al hablar de su abuela Rosita, referente en su niñez y juventud de quien destaca su sentido del humor y quien de una tela supo sacar tres trajes, para Inés la clave de la vida. Y por supuesto su "hermana" Andrea Compton, mujer maravillosa y amiga desde la infancia y una de las que más le animó a lanzarse a la aventura del humor y la crítica social.

Ella vive la vida como la quiere vivir en cada momento, ya no se juzga, se perdona y se celebra. Y nosotros que nos alegramos.

Photo credit: Pablo Sarabia
Photo credit: Pablo Sarabia
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente