Imágenes satelitales alarmantes de la Antártida desvelan un deshielo extremo

Unas imágenes sorprendentes de la Antártida tomadas con solo nueve días de diferencia muestran las consecuencias del día más caluroso registrado en el continente.

El 6 de febrero, en Esperanza, una base de investigación argentina ubicada en la punta de la Península Antártica, se registró una temperatura de 18,3 ºC, la misma temperatura que hubo en Los Ángeles ese día.

El nuevo récord supera significativamente el anterior de 17,5 ºC, que se estableció el 24 de marzo de 2015, según la Organización Meteorológica Mundial.

Antártida es el continente más frío, ventoso y seco de la Tierra, y su temperatura media anual oscila entre menos 80 ºC en invierno y 10 ºC en verano.

Ahora, la NASA ha publicado dos imágenes de Eagle Island, ubicada a unos 40 kilómetros de la base argentina y cerca de tierra firme, que muestran cómo la ola de calor reciente ha impactado en sus capas de hielo, las cuales se han derretido en el océano haciendo que empiecen a aparecer lagunas de deshielo en la isla.

El 6 de febrero, una estación meteorológica registró la temperatura más alta de la historia en la Antártida, lo que provocó el deshielo en Eagle Island. Fuente: EPA

Según la NASA, la ola de calor de febrero fue el tercer evento de deshielo más importante del verano 2019-2020, tras registrarse otros períodos cálidos en noviembre de 2019 y enero de 2020.

“No he visto formarse lagunas de deshielo tan rápido en la Antártida”, dijo el glaciólogo Mauri Pelto en un comunicado de prensa emitido por la NASA.

“Este fenómeno del deshielo ocurre en Alaska y Groenlandia, pero no es habitual en la Antártida”.

Pelto también agregó que estos eventos climáticos particulares no son especialmente significativos en la Antártida, pero el hecho de que ocurran con mayor frecuencia sí.

Entre el 6 y el 11 de febrero, Eagle Island perdió más de 10 centímetros de nieve y los glaciares cercanos también experimentaron un gran deshielo.