Primera imagen de María Jiménez tras superar sus problemas de salud

Cuando se cumple poco más de un mes desde que María Jiménez recibiese el alta tras pasar dos meses ingresada en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, la cantante reaparece en una fotografía compartida por Domingo García, director de marketing de la discográfica Universal y gran amigo de la artista a juzgar por el cariño que parece profesarle en la imagen y en las palabras que la acompañan. "Con mi querida María Jiménez, revolucionaria de la rumba, con un talento abismal, una energía brutal y ... ¡Qué está pletórica! ¡Gracias por este maravilloso almuerzo y gracias por firmarme y dejar huella en tus maravillosos trabajos discográficos! ¡Arriba los corazones!", escribía Domingo. 

VER GALERÍA

Primera imagen de María Jiménez tras superar sus problemas de salud

Este cariñoso texto acompaña a una imagen en la que aparece junto a María, sentada en una mesa con el pelo corto y una blusa blanca de flores. Llama la atención su buen aspecto, visiblemente más delgada y con un semblante muy sonriente después de la dura etapa a la que ha tenido que hacer frente. Esta fotografía muestra que la recuperación de la intérprete de Se Acabó, que tiene que hacer ejercicios de rehabilitación durante una buena temporada, evoluciona estupendamente. Al abandonar el hospital aun no podía mantenerse en pie por si sola, pero los médicos aseguraban que recuperaría la movilidad de manera progresiva. 

Como cabía esperar, los fans de la artista han estallado en júbilo al ver a María Jiménez tan recuperada físicamente. "¡Grandiosa nuestra María! Qué maravilla verte así", "Adelante guerrera" o "Qué guapísima y qué ganas de verte así", son algunos de los comentarios que tiene la fotografía, que ya acumulado cerca de 350 'me gusta'. Algunos compañeros de profesión también han expresado su alegría, como Pitingo que ha comentado con entusiasmo: "¡¡Ole las guapas!! Tita que te quiero".

VER GALERÍA

Primera imagen de María Jiménez tras superar sus problemas de salud

Después de unos meses muy complicados en los que también ha tenido que pasar por la Unidad de Cuidados Intensivos, parece que María comienza a remontar. Si todo evoluciona como los médicos esperan, no tendrá que volver al hospital hasta el mes de septiembre para una revisión. Mientras tanto, puede llevar una alimentación normal y, a medida que su movilidad vaya mejorando con la rehabilitación, podrá permanecer de pie y volver a caminar con normalidad. Y, aunque es un proceso lento que exige tener mucha paciencia, como ya dijo su hijo Alejandro poco antes de que su madre recibiese el alta, María tiene "una fortaleza asombrosa y muchas ganas de vivir” que le ayudarán a seguir con fuerza hacia adelante.