Amor tóxico: si duele, no es amor


Silvia Congost, una de las mayores expertas en nuestro país en dependencia emocional, nos da las claves para reconocer y deshacernos de las relaciones que nos hacen sufrir.

¿Conoces a alguien que haya sufrido por amor? Todos tenemos el ejemplo de alguna amiga, pariente o incluso en nosotros mismos. Hay amores que son tan perjudiciales como las adicciones. Algunas personas se embarcan, muchas veces sin saberlo, en relaciones que les traerán más complicaciones que alegrías. Son los amores tóxicos, relaciones en las que "sentimos decepción porque la persona no encaja con lo que querríamos que fuera y eso nos genera frustración. También es una relación tóxica aquella en la que generamos conflicto para querer cambiar al otro. O en la que adoptamos una relación de sumisión adaptándonos a lo que el otro quiere para que esa relación no se rompa." La psicóloga Silvia Congost sabe de lo que habla. Ella misma estuvo casi cinco años en una relación tóxica sin saber cómo salir de ella. Tras superarla, decidió que ayudaría a otros a conseguir lo mismo.

A propósito de su tercer libro, (Si duele, no es amor. Ed Zenith) hablamos con ella para que nos de las claves para reconocer y superar una relación tóxica. 

Atentos, porque todos somos susceptibles de caer en una relación tóxica, porque, en palabras de Silvia Congost: "el problema está en que no sabemos que es lo que buscamos en la otra persona, nadie nos enseña a pensar en el amor de forma racional o realista, planteándonos cuales son nuestros valores y cuales son los valores que busco en el otro. Como no lo tenemos claro es muy fácil que nos equivoquemos." 

A veces el miedo a estar solos nos paraliza y ese miedo nos hace estar con quien no debemos. Según la psicóloga, nos falta educación para poner límites en los comportamientos que puedo tolerar y otros que no deberíamos dejar pasar ni una sola vez, porque a la larga nos llevarán a sufrir muchísimo. La pregunta clave entonces es, ¿cómo podemos enfrentarnos a las relaciones en sus inicios para no caer en comportamientos tóxicos? Silvia responde: "teniendo claro que el amor nos tiene que aportar cosas positivas, que nos permitan crecer y ser felices. También es importante no dejarse llevar por la inercia, tener el valor de dejarlo cuando el amor se ha acabado. No autoengañarse."

Haz una lista mental de lo que esperas de una relación. ¿Quizá es muy importante que tu pareja sea deportista? ¿Que lleve una vida activa? O quizá lo que te gusta es pasar el fin de semana en el sillón viendo películas o aprovenchando tu tiempo libre para viajar o ir al teatro. Esta lista mental de prioridades te ayudará a discernir si la relación que tienes es saludable o no. Para Silvia Congost aquello de que los polos opuestos se atraen no podría estar más equivocado. La psicóloga afirma que seremos más felices en la medida en que el estilo de vida de nuestra pareja se asemeje más al nuestro. Si los dos queréis cosas diferentes, es probable que a la larga esa relación te haga daño, por lo que deberías cortar por lo sano cuanto antes.

Pero no es tan fácil, de hecho Silvia Congost hace un paralelismo con las adicciones. El "enganche" a un amor tóxico puede ser tan adictivo como la nicotina o las drogas. Estas son las fases que tendrás que pasar si buscas desengancharte de una relación tóxica:

1.Contacto cero.

Es la clave. No tener contacto con la otra persona, de ningún tipo. Bloquearlo de las redes sociales, del whatsapp o borrar su número de teléfono si es necesario. Como en cualquier adicción, la clave es la abstemia, por muy dura que pueda reultar.

2. Recaídas.

Habrá muchas, es normal. Aunque vuelvas a tener contacto con la persona, intenta que cada vez sea menor.

3. Asumir que es un error.

Cuanto más tiempo se espacien los contactos (cuanto más tiempo estamos sin "consumir" ese amor tóxico) más caemos  en la cuenta de lo poco que nos aporta. 

¿Cómo superarlo? Una de las claves para conseguirlo es la autoestima, casi todas las personas que están dentro de una relación tóxica o experiemtan alguna adicción, tienen una autoestima baja. Por lo tanto, debemos centrarnos en recuperarla. Silvia Congost nos da algunas claves para hacerlo:

-El primer paso para mejorar la autoestima es dejar la relación tóxica. 

-Tomar conciencia de por qué tenemos la autoestima baja. Pasa examen a tu infancia y adolescencia. Establece relaciones entre lo que sientes y lo que has vivido. ¿Quizá tus padres no te hicieron sentir que eras importante? ¿Estuvieron ausentes y te sentiste poco querido? Todo esto podría afectar a tus relaciones. 

-Conecta con tu esencia, más allá de lo que has vivido. Tus deseos, pasiones o gustos. 

-Haz deporte. Es el mejor antidepresivo que hay. 

-Baila. La danza te permite estar rodeada de más personas y puede ayudarte con el duelo. Silvia Congost reconoce que la salsa fue determinante en su proceso de crecimiento personal.

-Medita.  Es una terapia excelente para tomar conciencia de ti misma.

 

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente