Un pasajero sustituye al piloto en vuelo: "No tengo ni idea, pero aquí estoy"

·4 min de lectura
Photo credit: Paramount Pictures
Photo credit: Paramount Pictures

¿Qué pasaría si durante un vuelo el piloto tuviera algún problema? Esta pregunta que a todo el mundo le ha pasado por la cabeza cuando viaja en avión tiene una respuesta muy sencilla: el copiloto se hace con los mandos. Pero, ¿qué pasa cuando la nave es tan pequeña que no está obligada a contar con dos pilotos. Entonces lo más probable es que se tenga que confiar en la fortuna como ocurrió recientemente en un vuelo que logró aterrizar en el aeropuerto internacional de Palm Beach.

La complicada maniobra empezó cuando la torre de control del aeropuerto internacional de Florida recibió una curiosa comunicación de un avión Cessna 208 Caravan. "Tenemos una situación muy seria aquí. Mi piloto ha tenido un problema. No tengo ni idea de cómo pilotar el avión, pero aquí estoy a 9.100 pies de altura", se escuchó en el mensaje que ha sido revelado por varios medios.

El controlador Robert Morgan, quien estaba fuera de la torre de control en un descanso de su turno, se enteró por el mensaje de un compañero controlador de que había una emergencia. Regresó corriendo y se enteró de que un vuelo procedente de las islas Bahamas estaba siendo pilotado por un viajero sin ninguna experiencia de vuelo.

Robert Morgan se dio cuenta rápidamente de que no era una broma. "Sabía que ese avión no estaba volando como los otros", ha explicado en los medios locales. Afortunadamente, este controlador sí disponía de los conocimientos y la experiencia como instructor de vuelo certificado, un perfil que en ese momento era único en la torre de control.

Si no fuera una situación real podría recordar a las escenas de las parodias cinematográficas de 'Aterriza como puedas':

- "¿Cuál es tu posición?", preguntaron desde la torre.

- "No tengo ni idea. Puedo ver la costa de Florida frente a mí y... no tengo ni idea", insistió el pasajero como respuesta.

A partir de entonces, las instrucciones desde la torre de control registradas son sencillas y breves: "Mantén el nivel de las alas y simplemente intenta seguir la costa hacia el norte o hacia el sur".

Una vez localizado en los radares, las instrucciones de Robert Morgan y la colaboración del resto del espacio aéreo terminaron por conseguir la difícil tarea de trasladar el avión al aeropuerto y aterrizar sin incidentes. Para facilitar la tarea de aterrizaje le dirigieron al aeropuerto más grande de la zona con la pista de aterrizaje más grande.

Para ayudar al piloto inexperto, Robert Morgan imprimió en su puesto un plano con el panel de control de vuelo de los aviones Cessna y empezó a dar instrucciones al inesperado responsable de aterrizaje. "Únicamente tenía que conseguir que mantuviera la calma, señalarle cómo seguir la dirección de vuelo y decirle cómo reducir la potencia para que pudiera aterrizar", resumió.

La dificultad del aterrizaje sin haber pilotado nunca

Uno de los testigos de la peculiar situación fue el piloto Justin Dalmolin, a quien le comunicaron la situación para explicar por qué no podía todavía aterrizar. Aunque algunos comentarios en internet han apelado a que el avión Cessna es muy estable y no debería resultar muy complicado de aterrizar, el experimentado piloto considera que la hazaña fue "absolutamente increíble".

Photo credit: guenterguni - Getty Images
Photo credit: guenterguni - Getty Images

"El nivel de la dificultad que esta persona tuvo que gestionar se debe a que tenía cero horas de vuelo y debía aterrizar un aeroplano de un solo motor. Es absolutamente increíble", explicó el piloto profesional. "La parte increíble no es solo la de volar el avión sino que obviamente lo más difícil es configurar la nave para la aproximación al aterrizaje. Y para mí, (también es increíble) el aterrizaje en sí por parte de un piloto sin experiencia", añadió el singular testigo Justin Dalmolin.

"El aterrizaje es lo realmente complicado. Tuvo un pequeño rebote en el aterrizaje, pero no puedes pedir más porque había bastante viento", recordó Robert Morgan en una entrevista en la cadena de televisión CNN. "Para mí fue un aterrizaje de 10", zanjó.

Finalmente, el avión aterrizó sin ningún incidente ni víctimas en Palm Beach. No se ha conocido la identidad del héroe más allá de que en casa le esperaba su mujer embarazada. Eso sí, la última grabación de la comunicación con la torre de control entrará también en la leyenda: "Ya estoy en tierra. ¿Cómo apago esto?".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente