¿Reconoces esta mesa? Es todo un icono del diseño: la mesa Tulip

·3 min de lectura
Photo credit: Montse Garriga
Photo credit: Montse Garriga

Sin duda, aunque no sepas su nombre, sabes de qué mesa estamos hablando. Suele ser blanca, solo tiene una espectacular para central y es redonda (u ovalada) y suele estar en muchas de las casas más bonitas del mundo. Exacto, hablamos de la mesa Tulip del diseñador Eero Saarinen, una de esas piezas que no pasan de moda y que ha sobrevivido y formado parte de mil y un tendencias a lo largo de sus más de 60 años de historia. ¿Quieres saberlo todo sobre ella? ¡Tenemos todos los datos!

¿Qué hace tan especial a esta mesa?

Photo credit: Montse Garriga
Photo credit: Montse Garriga

Básicamente lo más importante de esta mesa es su diseño. Saarinen buscó la esencia en esta mesa con un pedestal que sirve como pata y que la define al completo. Además, aunque fue diseñada como mesa de comedor, es tan adaptable que no solo se fabrica en ese tamaño sino también como mesa auxiliar. A pesar de que fue diseñada en 1956 y es un clásico del diseño, su línea se aleja del clasicismo. Eero Saarinen consideraba que las cuatro tradicionales patas eran horribles y por eso diseña la colección Tulip para "eliminar ese bosque de patas".

Photo credit: Behance
Photo credit: Behance

La mesa, de la que nos ocupamos ahora, es versátil, se adapta a cualquier ambiente y fácilmente combinable con el modelo de silla que imagines, no solo con las Tulip de su serie. Además, viste igual en el comedor que en la cocina.

Photo credit: Knoll
Photo credit: Knoll

¿Quién era su diseñador, Eero Saarinen?

Eero Saarinen (1910-1961) nació en Kirkkonummi (Finlandia), aunque emigró con 13 años a Estados Unidos. Es hijo del arquitecto Eliel Saarinen, lo que hizo que desde muy joven se interesara por la arquitectura y el diseño. Sus piezas están ligadas a la empresa Knoll, fundada por Hans Knoll y dirigida tras su muerte por su esposa, la diseñadora Florence Knoll, con importantes piezas de mobiliario -como la silla Grasshopper (1946), la silla Womb (1948) o el sofá Womb (1950)-.

Photo credit: Eero Saarinen. Vía: Treku
Photo credit: Eero Saarinen. Vía: Treku

Además de mobiliario, Saarinen diseñó muchos proyectos a través de su firma Eero Saarinen and Associates, como el Complejo Holmdel de Bell Labs, el Jefferson National Expansion Memorial y su Gateway Arch, el TWA Flight Center en el aeropuerto internacional Kennedy de Nueva York, la terminal principal del aeropuerto internacional de Dulles o el auditorio Kresge (MIT). Su legado no ha pasado de moda con el paso del tiempo y, de hecho, la terminal de TWA es ahora un increíble hotel de lujo en el que todavía se pueden ver sus huellas.

Photo credit: Federico Cedrone. Vía: Behance
Photo credit: Federico Cedrone. Vía: Behance
Photo credit: Ebom
Photo credit: Ebom

¿Por qué ha seguido siendo un icono con los años?

Aunque la más reconocible sea el modelo en blanco total, la mesa Tulip del diseñador Eero Saarinen, se hace igual de reconocible con el sobre circular en madera o en mármol. Además, la base también puede ser en negro o en platino. Esta increíble versatilidad ha hecho que se haya podido ir adaptando a las diferentes tendencias a lo largo de los años.

Otro de sus secretos, sin duda, ha sido que Tulip no se quedó solo en una mesa. También han surgido mesitas auxiliares y piezas también icónicas como la silla Tulip, una de las silla icónica de la historia del diseño, que han hecho que se marque en la memoria colectiva.

Photo credit: knoll
Photo credit: knoll
Photo credit: knoll
Photo credit: knoll
Photo credit: knoll
Photo credit: knoll
Photo credit: Knoll
Photo credit: Knoll