La icónica imagen del entrenamiento acuático del boxeador Cassius Clay que resultó ser un bulo

·5 min de lectura

El lunes 5 de septiembre de 1960, en el Palazzo dello Sport de Roma, se disputó la final de boxeo (de peso semipesado) de los Juegos Olímpicos celebrados en la capital italiana que enfrentó al joven estadounidense Cassius Clay (de 18 años de edad) y al experimentado boxeador polaco Zbigniew Pietrzykowski (de 25 años y medalla de bronce en los JJOO de Melbourne 1956).

Imagen de Cassius Clay en 1961 entrenando bajo el agua de una piscina (imagen de Flip Schulke Archives vía hoaxes.org)
Imagen de Cassius Clay en 1961 entrenando bajo el agua de una piscina (imagen de Flip Schulke Archives vía hoaxes.org)

La medalla de oro, ganada por puntos, fue para Cassius, quien a partir de aquel momento dejaría el boxeo amateur para convertirse en uno de los más grandes púgiles de todos los tiempos.

El paso al boxeo profesional conllevaría un par de cambios importantes en la vida Cassius Clay (a parte de cambiar su nombre por el de Muhammad Ali en 1964 por motivos religiosos). Debía abandonar su Louisville natal (Estado de Kentucky) donde había vivido hasta entonces y población en la que conoció a Joe Elsby Martin, un policía que regentaba un gimnasio y que fue su entrenador hasta aquel momento. Su nuevo rumbo deportivo lo llevó a trasladarse a Miami (Florida) haciéndose cargo de su formación pugilística un nuevo entrenador: Angelo Dundee, con quien alcanzaría los mayores éxitos profesionales.

En 1961, Cassius Clay y Angelo Dundee ya se habían convertido en un tándem imbatible. El boxeador había disputado en los últimos meses cinco combates y los había ganado todos tras dejar noqueados a sus rivales.

Cierto día recibieron la visita del fotógrafo deportivo freelance Flip Schulke, quien había recibido un encargo por parte de la revista ‘Sports Illustrated’ para realizar un reportaje fotográfico al joven boxeador de 19 años.

Se reunieron en el ‘The Sir John Hotel’ de Overtown (Florida) donde Clay junto a Dundee estaban alojados mientras preparaban su siguiente combate y allí Flip Schulke los convenció para hacer una sesión de fotos mientras entrenaba.

Angelo Dundee (ni su joven boxeador) conocían la trayectoria profesional de Schulke como fotógrafo y éste les enseño su porfolio con lo más destacado de su trabajo, entre los que se encontraban una serie de fotografías, tomadas un par de años antes, en las que aparecían varios esquiadores acuáticos entrenado en el mar y que habían sido tomadas con una cámara subacuática con la que contaba el periodista gráfico.

Este detalle fue crucial para dar una brillante idea al entrenador para la sesión fotográfica que debía realizar al día siguiente Cassius: lo pondría a entrenar dentro de la piscina del hotel y las fotos serían tomadas allí en lugar de en el interior del gimnasio.

Flip Schulke ignoraba que era la primera vez que Cassius Clay realizaba un entrenamiento dentro del agua, siendo muy convincente todo lo que pasó dentro de la piscina del ‘The Sir John Hotel’.

Tomó un gran número de fotografías desde todos los ángulos (incluso subacuáticas) en las que se veía al joven Clay pegando puñetazos al agua. Todo resultó muy realista y Schulke se reunió con los responsables del ‘Sports Illustrated’ para enseñar las fotografías que había tomado.

Pero el editor de la publicación no quedó muy convencido y le parecieron poco realistas aquellas fotos, por lo que optó por no publicarlas. Como Flip Schulke era un fotógrafo freelance, tenía libertad para vender dichas imágenes a otra revista, probando con la prestigiosa ‘LIFE’, donde quedaron encantados y publicaron un reportaje en el número del 8 de septiembre de 1961.

El curioso entrenamiento acuático del boxeador Cassius Clay resultó ser un bulo (imágenes de Flip Schulke Archives vía Revista LIFE)
El curioso entrenamiento acuático del boxeador Cassius Clay resultó ser un bulo (imágenes de Flip Schulke Archives vía Revista LIFE)

Las fotografías dieron la vuelta al mundo y quedó como un referente, a lo largo de las siguientes décadas, que una de las claves de los continuos éxitos que iba cosechando Cassius Clay era al específico entrenamiento dentro de una piscina al que el entrenador Angelo Dundee sometía al púgil.

Un bulo que tuvo engañado a todo el mundo, incluso al fotógrafo. Aunque Flip Schulke fue conocedor de la verdad tres años después de haber tomado las fotos, en un nuevo encuentro con el boxeador (que por aquel entonces acababa de cambiarse el nombre por el de Muhammad Ali), tras la consecución del campeonato del mundo de pesos pesados.

Pero a pesar de aquel descubrimiento, Schulke decidió mantener en secreto aquella mentira; posiblemente por miedo a que le repercutiese en su propia carrera como fotógrafo, pero, sobre todo, por no afectar la fulgurante carrera del flamante campeón mundial.

No fue hasta 36 años después de haber tomado aquellas fotografías (en 1997) cuando Flip Schulke reveló la verdad sobre las famosas imágenes del entrenamiento acuático que tomó a Cassius Clay, aunque dicha revelación pasó prácticamente desapercibida. Muhammad Ali se había convertido en toda una leyenda del boxeo, llevaba retirado desde 1981 y no estaba pasando su mejor momento debido a la enfermedad de Parkinson que le habían detectado tres años después de abandonar los cuadriláteros.

A pesar del engaño, la fotografía del boxeador bajo el agua, que encabeza este post, ha seguido siendo una imagen icónica.

Fuentes de consulta e imágenes: aliunderwater / amsterdamnews / hoaxes.org / flipschulke / Revista LIFE

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente