Ibiza: plan de fin de semana "Full Experience" de la mañana a la noche

·5 min de lectura
Photo credit: JF WIENS JFW@JFWSTUDIO.COM
Photo credit: JF WIENS JFW@JFWSTUDIO.COM

Es el destino de los destinos. Donde todos soñamos con pasar unos días, respirar aire puro, tomar el sol y bañarnos en cristalinas aguas saladas. Y donde el hedonismo se convierte más que en una experiencia en una forma de vida. Es Ibiza, la isla blanca, la isla más deseada y el centro del universo de los planes de muchos de nosotros. Allí todo puede comenzar con un amanecer único en las playas de Talamanca, Figueretas, la cala de Las Salinas o Aguas Blancas; y vivir un "sunset" mágico y lleno de belleza desde Cala d'Hort frente a Es Vedrà o imbuirte del espíritu hippie de Benirrás al ritmo de sus tambores. Y pasar por Pachá o Ushuaïa para darlo todo en la noche. Hay mil planes y mil posibilidades para todos los gustos, pero esta vez lo que te proponemos es una "Full Experience" de la mañana a la noche en Santa Eulalia para personas con alma muy disfrutona.

Lo primero es encontrar ese lugar especial donde alojarte y montar el campamento base, haciendo que se convierta por unos días en tu casa de verdad, donde te sientas cómoda y mimada, con espacios, una decoración y servicios que lo conviertan en ese sitio que siempre vas a recordar. Y que esté situado en un entorno bien comunicado que lo tenga todo a mano. Una de las nuevas propuestas de la isla que cumple nuestras peticiones es el Hotel Ríomar, a Tribute Portfolio Hotel -firma del grupo Marriott que agrupa a hoteles boutique independientes-. Es un precioso y pequeño hotel 5 Estrellas situado en la bahía de Santa Eulalia, frente a su preciosa playa de arena dorada.

Photo credit: JF Wiens jfw@jfwstudio.com
Photo credit: JF Wiens jfw@jfwstudio.com

Se trata de un pequeño hotel lleno de encanto, uno de los edificios emblemáticos de la isla, de mediados del siglo XX, que ha sufrido una minuciosa restauración que mezcla historia y vanguardia en cada uno de sus rincones. Su estética moderna y minimalista respira elegancia y buen gusto. Los colores cálidos y las texturas lujosas y de diseño le dan mucha personalidad.

Photo credit: JF Wiens jfw@jfwstudio.com
Photo credit: JF Wiens jfw@jfwstudio.com
Photo credit: JF Wiens jfw@jfwstudio.com
Photo credit: JF Wiens jfw@jfwstudio.com

Como ya te hemos contado, está situado frente a la playa a escasos tres metros de la arena. Cuenta con una zona exclusiva de camas y sombrillas, con servicio de bebidas y comidas donde Xavi despliega toda sus atenciones con toda la educación y cercanía, pero dándote el espacio de intimidad que precisas para relajarte bajo el sol mientras escuchas el rumor de las olas rompiendo a pocos metros de ti.

Si eres más de piscina, el hotel también cuenta con una amplia piscina de diseño rodeada de cómodas hamacas y camas balinesas a la que se une un "jardín secreto", con una escalinata llena de cojines e incluso unos divertidas hamacas colgantes tipo tipis donde relajarte por las tardes. En este espacio se celebran todo tipo de actividades que incluyen clases de yoga al aire libre.

Photo credit: JF WIENS JFW@JFWSTUDIO.COM
Photo credit: JF WIENS JFW@JFWSTUDIO.COM
Photo credit: JF WIENS JFW@JFWSTUDIO.COM
Photo credit: JF WIENS JFW@JFWSTUDIO.COM

3 planes diferentes (y top) para devorar Ibiza

Una vez instalada en el boutique lifestyle hotel Riomar, en una situación estratégica a pocos minutos caminando del centro de Santa Eulalia, es hora de comenzar a pensar en nuevos planes, esta vez gastronómicos. El primero que te recomendamos es reservar en La Llama, uno de los restaurantes de moda de Santa Eulalia; a tres minutos caminando. Se ubica en el interior del hotel W Ibiza y es uno de los "places to be" más potentes de la zona.

Cena en La Llama

Es un restaurante de estilo sofisticado que rinde homenaje al fuego, de ahí su nombre, donde vas a poder disfrutar una oda a las llamas y el humo en un auténtico viaje sensorial repleto de sabores intensos en elaboraciones modernas pero que mantienen la esencia pura de los sabores. El responsable de la propuesta gastro es el chef israelí Eitan Doron, que ha llegado a la isla después de triunfar en Australia y pasar por Ucrania hasta que la guerra le hizo perder su restaurante.

La visita a La Llama, donde puedes elegir entre una terraza descubierta o el salón donde se luce una cocina abierta, puede comenzar deteniéndote unos minutos en The Bridge Bar, la barra donde puedes abrir apetito con un aperitivo líquido en mano y brindar por lo que se viene encima mientas te animas a ritmo del dj. Luego ya, prepárate para regalarte un auténtico festín.

Photo credit: D.R.
Photo credit: D.R.

Si has elegido la sala, te sentirás muy cómoda entre su diseño elegante y contemporáneo, entre asientos de terciopelo y paneles brillantes en las paredes y el techo. En la terraza sin embargo encontrarás el espacio más relajado si te apetece estar al aire libre.

La carta cuenta con una veintena de platos dividida en entrantes, pasta, "mar y tierra" y "carnes selectas del mundo" con cortes distintos como Tomahawk, Solomillo o Costillas de Buey, Minhota y Wagyu. El producto local también es muy importante, orgánico en su mayor parte y también hay muchos guiños a Oriente Medio debido a la nacionalidad del chef.

Una buena opción para empezar puede ser la Focaccia al tabún recién hecha con mantequilla ahumada, paté de olivas y zhug; el Tomate & burrata o el Sashimi de aguacate, que sirven con guisantes, piñones, aceite de hierbas aromáticas y salsa de mantequilla yuzu. Puedes continuar con un Tataki de atún Toro, que sirven on mousse de remolacha, crema de berenjena y vinagreta de semillas de cilantro; o el Pulpo con tahini de calabaza, crema de berenjena, puerro asado, reducción de ternera y dukkah.

Como plato principal, puedes degustar una estupenda Minhota portuguesa o un Michifuku Chile Wagyu, u optar por una pasta muy especial como el tortellini de patata con caviar Baerii, parmigiano reggiano y puerro asado al tabún. Y si te apetece pescado, la lubina en una salsa de tomate con limones en conserva y guindilla carbonizada, que proporciona un viaje de sabores entre el pasado y el presente, es espectacular.

Photo credit: La Llama
Photo credit: La Llama


Como colofón, ten en cuenta la Yuzu lemon pie o saborea un pedacito de Oriente con el Knafeh, un postre tradicional súper crujiente con almíbar de flor de azahar y helado de pistacho.

Photo credit: La Llama
Photo credit: La Llama
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente