Cómo las MMA y la religión cambiaron la vida del luchador de la UFC Ian Heinisch tras pasar por la cárcel

TresB

A sus 32 años, Ian Heinisch se ha convertido en una de las principales promesas de las artes marciales mixtas. El luchador estadounidense compite en la categoría de peso medio de la Ultimate Fighting Championship (UFC), empresa a la que llegó a finales de 2018 tras una vida que parece sacada de una película. Vivió de manera ilegal en Canadá, se escapó de EE.UU. tras ser condenado por tráfico de drogas y vivió como un fugitivo en Europa antes de acabar en una cárcel de España.

A su regreso a Estados Unidos fue nuevamente llevado a prisión y no salió hasta 2014. Durante sus años en la cárcel la lucha y la religión fueron su salvación y, gracias a ellas, pudo también iniciar una nueva vida en la que no deja de ascender en el mundo de las MMA.

Más historias que te pueden interesar: