Un hundido Gianmarco encuentra en el cariño de Adara su mejor apoyo

Gtresonline

Emociones, sentimientos a flor de piel y tensiones se acumulan entre los muros de la casa de Guadalix de la Sierra. Gran Hermano VIP está en un momento crítico debido al incipiente romance entre Gianmarco Onestini y Adara Molinero. La joven, favorita a llevarse el concurso en las redes sociales, ya ha contado a su querido Joao que dejará a su pareja Hugo Martín en cuanto sea expulsada de la casa. El uruguayo, ganador del reality en su edición de anónimos y padre de su bebé, no se presentó en la pasada gala donde se vieron las imágenes más subidas de tono de su novia. Una situación totalmente al límite, que la audiencia ha decidido castigar mandando al italiano a un duelo cara a cara con Alba Carrillo por la permanencia en la casa. 

VER GALERÍA

Gianmarco

Afligido por esta situación, Gianmarco ha tenido un bajón emocional, consciente de que tiene serias posibilidades de ser expulsado. Carrillo cuenta con un nutrido grupo de seguidores que la han salvado en dos semanas consecutivas, pese que se ha hizo con un porcentaje muy ajustado. La traición de Adara a Hugo Martín, quien cuenta con buena imagen entre la audiencia, podría dinamitar el concurso del italiano. Totalmente hundido, Onestini ha recibido los mimos y cariños de su querida amiga especial. "Es un bebito", decía Molinero, tratando de animarlo. 

VER GALERÍA

Adara Gianmarco

Tanto Joao como Adara lo han alentado, asegurando que será él quien se salve: "Está claro que el 50% es de Alba". Aunque, en privado, ambos saben de la importancia que tiene este duelo. "Pienso que se puede ir, voy a estar fatal mañana", añadía Molinero, antes de explicar su miedo a que Gianmarco se olvide de ella si es expulsado de Gran Hermano VIP. 

La concursante todavía no conoce que su demoledora confesión a Joao está grabada y fue emitida en la pasada gala. "Ese es otro tema, él no quiere trabajar", sentenciaba así Adara su relación, además de confirmar un distanciamiento físico que pone en seria duda cualquier tipo de reconciliación con Hugo Martín. 

VER GALERÍA

Adara Molinero

Gianmarco, además, tiene todavía resaca emocional de su Curva de la Vida, donde desveló haber sufrido abuso escolar en su infancia. "En 2004, estoy en el colegio y empiezo a engordar. Mis compañeros me hacen muchas bromas, en todos los sentidos, meándome en los zapatos. Yo sufrí mucho y empiezo a engordar mucho, mucho… En 2008 hay una pérdida para mí muy importante, pierdo una persona en mi familia debido a una enfermedad grave, es un vacío", explicaba el italiano, que ya ha participado en el Gran Hermano de su país.