Hugh Grant quiere hacer 'Notting Hill 2' para demostrar que las comedias románticas son una mentira

Cine 54
·3 min de lectura

A sus 60 años, Hugh Grant disfruta de un renacer interpretativo con personajes más profundos y desafiantes que aquellos que lo lanzaron al estrellato en los años 90. Y nada menos que gracias a las series. Sin embargo, al actor le gustaría regresar a uno de sus clásicos románticos a cambio de demostrar que el género que le dio la fama es pura mentira.

Notting Hill (©1999 UIP)
Notting Hill (©1999 UIP)

Podemos estar de acuerdo en que nada tienen que ver sus papeles dramáticos de Un escándalo muy inglés, la miniserie biográfica sobre el escándalo sexual del político Jeremy Thorpe o el marido acusado de asesinato que interpreta en la nueva serie de HBO, The Undoing, con esos personajes que lo convirtieron en el héroe romántico inglés por excelencia durante unos años. Como fue el caso de Cuatro bodas y un funeral, Sentido y sensibilidad, Notting Hill o Love Actually. Y es que Hugh está viviendo su mejor momento como actor de drama, desempolvando el talento que pocas veces tuvo oportunidad de demostrar en la gran pantalla.

Y aunque haya renegado abiertamente del encasillamiento que vivió como protagonista de historias románticas en el pasado, a Hugh le gustaría volver a interpretar a uno de sus personajes más recordados: el del librero de Notting Hill que se enamoraba de la super estrella del cine interpretada por Julia Roberts. Eso sí, no para contar qué fue de ellos comiendo perdices, sino todo lo contrario.

El británico quiere hacer Notting Hill 2 para mostrar el divorcio de su personaje. Me gustaría hacer una secuela de una de mis comedias románticas que muestre qué pasó una vez que las películas terminaban. Para demostrar realmente la mentira que son todas” dijo en una sesión de preguntas y respuestas de HBO (vía Movie Web).

Me gustaría hacer con Julia el espantoso divorcio que siguió. Con abogados costosos, niños envueltos en tira y afloja, e inundaciones de lágrimas. Psicológicamente marcados para siempre. Me encantaría hacer esa película" sentenció rompiendo el sueño idílico que marcó el final de la película de 1999.

¿Estará dispuesta Julia Roberts a pincharnos el globo de esa manera?

Hugh ya venía amasando éxito como el chico inglés tímido de las comedias románticas antes de Notting Hill gracias a Cuatro bodas y un funeral y Sentido y sensibilidad, dos películas diferentes pero en donde interpretaba a un personaje muy parecido. Todas se estrenaron en los años 90s alcanzando la cúspide de dicha imagen con la película de Roger Mitchell, para luego exponer una faceta más canalla en El diario de Bridget Jones. Pero Notting Hill dejó huella, en el público, la taquilla y su carrera.

El actor continuó explorando esta faceta en otras propuestas de menor calado, como Tú la letra y yo la música, las secuelas de Bridget Jones o ¿Qué fue de los Morgan?, donde ya veíamos su desgaste en el género. Fue con otras películas como American Dreamz o a través de papeles menores donde vimos que renacía la pasión por su trabajo. Fue el caso de su rol secundario en El atlas de las nubles o como el marido de Meryl Streep en Florence Foster Jenkins donde comenzamos a ver el resurgir de su talento. Incluso su villano de pantomima que interpreta en Paddington 2 se roba la película.

Y así, cuando ya había desempolvado su pasión llegaron las series. Un escándalo muy inglés y The Undoing, donde ya podemos verlo en toda su gloria. La primera se puede ver en Prime Video y la segunda acaba de estrenarse en la plataforma de HBO.

Más historias que te pueden interesar: