Hugh Grant revela que detesta su escena de baile en 'Love Actually': "Fue un absoluto infierno"

Love Actually es la película perfecta para revisar estas fiestas, el gran clásico navideño que todavía no ha encontrado sustituto aunque Last Christmas, la nueva cinta protagonizada por Emilia Clarke, ha intentado coger el testigo. Lo más curioso es que tantos años después de su lanzamiento Hugh Grant ha revelado que detesta una las escenas más memorables de la producción de Richard Curtis estrenada en 2003.

(©Universal Pictures)

Más allá de la mítica escena del personaje encarnado por Andrew Lincoln declarándose al interpretado por Keira Knightley con unos carteles, la imagen más icónica la protagoniza Hugh Grant bailando en 10 Downing Street.

Como recordarás, el actor da vida al Primer Ministro británico y en un momento puntual y embarazoso de la cinta, desarrollado en la residencia ejecutiva, aparece el personaje escuchando música, dejándose llevar al ritmo de Jump (For My Love) de The Pointer Sisters. Lo más divertido de esta escena es que una de sus empleadas le caza en pleno éxtasis musical después de que el protagonista moviera el esqueleto por las salas y pasillos de 10 Downing Street.

Si bien los espectadores recuerdan con cariño este momento cinéfilo, ahora el actor británico de 59 años ha reconocido que detesta la escena. "Va a ser insoportable", dice el actor recordando el instante en que supo que tendría que rodar la secuencia. "Y tiene que ser la escena más insoportable jamás pensada para el celuloide", añade en Hugh Grant: A Life on Screen, un nuevo documental de la BBC centrado en su carrera.

Lo más curioso es que en el avance del documental, el actor asegura que realmente odió tener que grabar la escena. Es más, reconoce que incluso trató de librarse de los ensayos de la misma en las semanas previas al rodaje con excusas varias: "Y entonces, en el día de rodaje... Quiero decir, imagínate. Eres un actor inglés gruñón de 40 años. Son las 7 de la mañana. Estás completamente sobrio y te dicen: Vale, Hugh, si pudieras volverte loco ahora mismo...", explica el intérprete a la par que añade: "Fue un absoluto infierno".

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Universal Pictures