'House Of The Dragon' no glorificará violencia sexual masculina como en 'Game Of Thrones'

·3 min de lectura
Game Of Thrones credit:Bang Showbiz
Game Of Thrones credit:Bang Showbiz

La guionista y productora ejecutiva de la próxima precuela de 'Game Of Thrones', 'House Of The Dragon', ha afirmado que la nueva serie no "mostrará la violencia sexual" contra las mujeres, a pesar de que el director de la serie haya dicho recientemente lo contrario.

"Me gustaría aclarar que no representamos la violencia sexual en la serie. Tratamos el caso fuera de la pantalla y mostramos las consecuencias y el impacto en la víctima y en la madre del agresor. Creo que lo que hace nuestra serie, y de lo que estoy orgullosa, es que elegimos centrarnos en la violencia contra las mujeres que es inherente a un sistema patriarcal", dijo la escritora y productora ejecutiva, Sara Hess, a Vanity Fair.

'House Of The Dragon', que se estrenará el 21 de agosto en HBO Max, está basada en el libro de George R.R. Martin, 'Fire and Blood' y cuenta la historia de la Casa Targaryen y la amarga y brutal guerra civil conocida como la Danza de los Dragones. La serie no es históricamente exacta.

"Hay muchas series históricas o basadas en la historia que idealizan a hombres poderosos en relaciones sexuales/matrimoniales con mujeres que en realidad no tenían edad para consentir, aunque estuvieran 'dispuestas'", continuó Sara.

Las declaraciones de Sara Hess se producen después de que el director de 'House Of The Dragon', Miguel Sapochnik, hablara de cómo se mostraría la violencia sexual contra las mujeres en la serie.

En una entrevista concedida a The Hollywood Reporter el mes pasado, Sapochnik aseguró que la producción "se retrae" en cuanto a la cantidad de sexo que aparece, pero aún así da una mirada a cómo es una parte casual de la vida.

Sapochnik dijo que abordaron el tema "con cuidado, con reflexión y [no] lo evitamos. En todo caso, vamos a iluminar ese aspecto. No se puede ignorar la violencia que ejercieron los hombres sobre las mujeres en aquella época. No hay que minimizarla ni glorificarla".

Cuando el exitoso drama fantástico 'Game Of Thrones' se emitió por primera vez hace más de una década, ganó fama casi instantáneamente por su violenta sed de sangre y sus frecuentes y "gratuitos" desnudos.

Desde los primeros episodios de la producción de ocho temporadas de George R. R. Martin, hubo escenas de sexo gráfico, historias de violación e incesto e incluso representaciones sangrientas de asesinatos de niños.

Pero 11 años después, los tiempos han cambiado, incluso en la tierra fantástica de Poniente. 'House Of The Dragon', la esperada precuela de la serie original, se ha convertido en una serie totalmente despierta, según los expertos de Hollywood.

Se sabe que atrás quedarán las escenas de desnudos frontales y de violencia que escandalizaban y deleitaban al público a partes iguales. En su lugar hay actores no binarios, una nueva dinastía de poderosos personajes afrodescendientes y papeles "sexualmente fluidos" y "andróginos".

En esta nueva era, ambientada 200 años antes de 'Game Of Thrones', son dos mujeres las que luchan por el Trono de Hierro de la serie, la sede del poder que controla las distintas regiones de Poniente.

Y en lugar de someter a las actrices a la violencia sexual, los nuevos argumentos post-MeToo están diseñados para mostrar el "poder" de las mujeres mediante escenas sangrientas de parto.

Un ejecutivo de Hollywood vinculado a la nueva serie dijo a The Mail on Sunday: "La serie original se hizo antes de la era MeToo. El sexo gráfico y los desnudos nunca se habían visto en televisión de esa manera. Pero esta nueva serie debía tener en cuenta que vivimos en tiempos diferentes. El sexo se trata de forma muy diferente. Hay mucha más diversidad. ‘Game Of Thrones’ sólo tenía un par de personajes afrodescendientes y uno de ellos murió encadenado".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente