Abre un hotel de lujo en medio de la pandemia: ¿será así el turismo a partir de ahora?

Los terrenos de Nemacolin Woodlands/Getty

¿Quién dijo que el turismo es imposible en tiempos de pandemia? Nemacolin Woodlands Resort, un escape de lujo ubicado en 2,000 acres en las montañas Allegheny de Pennsylvania, Estados Unidos, se dispone a demostrar lo contrario.

Por un precio de 999 dólares por noche, el resort -cerrado desde el 18 de marzo- reabre este viernes para recibir solo 40 huéspedes con la premisa de que el distanciamiento social es el “nuevo lujo”.

Así lo cree John DiScala, fundador del blog de viajes JohnnyJet.com. “Antes, el lujo solía consistir en tener interacciones con otras personas y tener servicio. Ahora el lujo se trata de no ver a nadie”, comentó a CNBC.

En contraste, el 75% de las habitaciones hoteleras del país permanece vacía.

El resort, que ha vuelto a emplear a 300 personas de su mano de obra, se asesoró con Dr. Gavin Macgregor-Skinner, experto en enfermedades infecciosas de Penn State y ex funcionario del Servicio de Inteligencia Epidémica de los Centro para el Control de Enfermedades (CDC) que capacitó a los empleados en prevención y control de infecciones.

Cómo será la experiencia para los clientes

Antes de que lleguen, los huéspedes recibirán un paquete de servicios diseñado para la era del coronavirus, con una máscara, una botella de desinfectante para manos y una variedad de refrigerios y bebidas desinfectadas. En el hotel, el estacionamiento será preasignado y habrá un procedimiento de check-in sin llave y sin interacción.

A su llegada y durante toda su estadía, a los huéspedes se les controlará la temperatura. El personal de servicio usará mascarillas y otros materiales de protección personal.

Artículos relacionados:

Vista panorámica del Falling Rock hotel, del resort Nemacolin (Brooks Kraft LLC/Corbis via Getty Images)

Los clientes se alojarán en el hotel Falling Rock del resort en Nemacolin, en habitaciones con camas extra grandes, baños de mármol y balcones con vista a uno de los dos campos de golf.

Tendrán a su disposición un "mayordomo" que les creará un itinerario personalizado de actividades en solitario, desde disparar a objetivos de arcilla durante una sesión individual en la Academia de Tiro del resort, ver películas en el teatro y usar de manera privada una de las canchas de tenis, museos o las tiendas.

Los restaurantes del hotel permanecerán cerrados por ahora, por lo que los huéspedes recibirán canastas de picnic de alta gama o servicio de comidas a su habitación.

"Entonces, en lugar de tener esos quesos a la parrilla en casa que tantos estadounidenses están haciendo en este momento, vas a tener una comida preparada por un chef que te sorprenderá desde la comodidad de tu habitación segura", dijo a CNBC Christopher Baran, director de ventas y marketing del resort.

Técnicas de limpieza del máximo nivel

Las habitaciones y las superficies se limpiarán en profundidad con técnicas de limpieza mejoradas, utilizando productos y protocolos que cumplen con las pautas de la agencia ambiental de Estados Unidos, EPA, y están aprobados para su uso contra virus, bacterias y otros patógenos en el aire y en la sangre.

Se prestará especial atención a las áreas de alto contacto en las habitaciones y en toda la propiedad. Por ejemplo, los botones del ascensor para huéspedes se desinfectarán al menos una vez por hora.

"Nemacolin está llevando el distanciamiento social y la interacción limitada de los huéspedes al extremo, pero un extremo que es necesario a medida que avanza la recuperación del virus", dice Alex Miller, fundador y CEO de UpgradedPoints.com, que recientemente realizó una encuesta que encontró el hotel promedio el botón del elevador tiene 737 veces más gérmenes que un inodoro doméstico.

Queda por ver si el resort llena su cupo de 40 huéspedes cuando reabra.

Artículos relacionados: