Pacientes y sanitarios del principal hospital de Toledo, con abrigos puestos y persianas bajadas tras romperse la calefacción

M. J. Arias
·3 min de lectura

Hace tiempo que el principal hospital de Toledo, el Virgen de la Salud, no atraviesa su mejor momento. Como informa La Tribuna de Toledo, el edificio fue levantado hace más de 60 años y afronta días críticos con un aumento de las urgencias traumatológicas debido a caídas por la nieve y el hielo acumulados en las calles tras el paso de la borrasca Filomena y con un repunte de casos de contagios por coronavirus. A ese complicado panorama hay que unir que la calefacción no funciona y que se han registrado varios episodios de goteras.

Los problemas comenzaron el lunes. La nieve acumulada en cubiertas y tejados comenzó a filtrarse provocando goteras en varias zonas del edificio. A esto hubo que sumar continuos cortes del sistema de calefacción, que comenzó a fallar en plena ola de frío y con temperaturas bajo cero. El miércoles el colapso fue completo y la calefacción dejó de funcionar de continuo.

No había nada que hacer ya. La única solución a la que pudieron aferrarse tanto pacientes como los trabajadores del centro, que no dan abasto encadenando la segunda con la tercera ola de contagios por coronavirus, fue ponerse los abrigos para combatir el frío. Además, se recomendó que bajasen las persianas para evitar que el poco calor acumulado se fugase por ahí y mantener la temperatura un poco más.

Pero, según denuncian desde el citado medio local, hubo un problema más añadido a esta situación: se acabaron las mantas. No había para todos los pacientes ingresados (el Virgen de la Salud es el hospital de referencia para la gran mayoría de habitantes de la provincia) y los familiares tuvieron que ir a sus casas a buscar con qué cubrir a los enfermos y hacer frente a las bajas temperaturas previstas para la noche del miércoles.

A última hora, y confirmada ya la información de que la calefacción había dejado de funcionar por completo, desde la cuenta oficial en Twitter de Podemos en Castilla-La Mancha avisan a la ciudadanía de la situación para que tomase medidas por su cuenta. “Nos informan de que se ha estropeado ‘definitivamente”' la calefacción en el Hospital Virgen de la Salud de Toledo. Por favor, avisad a quienes vengan de noche y mañana [por el jueves] que vengan con ropa de abrigo. Aquí no hay mantas”, publicaron.

Por su parte, la plataforma Marea Blanca CLM, que lucha por una sanidad pública de calidad, pedía explicaciones a través de La Tribuna de Toledo tanto al consejero de Sanidad, Jesús Fernández, como a la gerente del Sescam, Regina Leal. “¿Dónde ha estado nuestro consejero o nuestra gerente general que no han sido capaces de mostrar una mínima actitud de empatía con sus trabajadores? ¿Dónde estaban? ¿Dónde están hoy? ¿De verdad que nadie va a dimitir después de este fin de semana? ¿Nadie va a ser lo suficiente responsable para dimitir?”, se preguntan al tiempo que exigen al presidente autonómico, Emiliano García Page, que tome medidas para solventar esta crisis.

EN VÍDEO | Los jugadores del Toledo retiran la nieve del campo con sillas y mesas para poder entrenar