El calvario de una modelo secuestrada en Yemen que será sometida a una prueba de virginidad

·5 min de lectura
Intisar al-Hammadi
Instagram

Amnistía Internacional denunció que una joven modelo, Intisar al-Hammadi, es víctima del régimen de facto de los rebeldes hutíes en la República de Yemen. Fue secuestrada en marzo por esas fuerzas -que tomaron el poder de la capital del país en 2015- y tras sufrir abusos piscológicos y físicos, ahora será sometida a una “prueba de virginidad”.

"Las autoridades de facto de los hutíes de Yemen deben detener de inmediato todos los planes de someter a Intisar al-Hammadi a pruebas de virginidad forzadas", dijo Lynn Maalouf, directora adjunta para Oriente Medio y África del Norte de Amnistía Internacional.

Las “pruebas de virginidad” forzadas son una forma de violencia sexual y constituyen tortura según el derecho internacional.

“Las autoridades la están castigando por desafiar las normas de la sociedad profundamente patriarcal de Yemen, que afianzan la discriminación contra las mujeres”, explicó Maalouf en un comunicado.

Intisar al-Hammadi es actriz y modelo, tiene 20 años y es hija de un yemení y una madre etíope. Tras ser detenida por fuerzas de seguridad hutíes vestidas de civil, fue interrogada con los ojos vendados, abusada física y verbalmente. Además, fue sometida a insultos racistas y obligada a “confesar” varios delitos, entre ellos posesión de drogas y prostitución, reclama Amnistía Internacional.

La joven ha aparecido en algunas fotos que se pueden ver en las redes sociales sin un pañuelo en la cabeza, algo que va en contra de las extremas normas sociales en Yemen. Según Amnistía Internacional, las mujeres que viven en ese país sufren una profunda discriminación y están sujetas a reglas de género muy conservadoras. Por esto, el país ha figurado constantemente en la parte inferior del índice de brecha de género global del Foro Económico Mundial.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

"Las autoridades de facto hutíes tienen un historial deplorable de detener arbitrariamente a personas por cargos infundados - para silenciar o castigar a críticos, activistas, periodistas y miembros de minorías religiosas - así como someterlos a torturas y otras formas de malos tratos. No existen bases legales para prolongar la detención de Intisar al-Hammadi y las autoridades de facto hutis deben ordenar su liberación inmediata “, exigió Maalouf.

El 5 de mayo, un miembro de la fiscalía informó al abogado de Intissar al-Hammadi que sería sometida a una "prueba de virginidad" en unos días, una vez que se emita una orden al médico forense.

La detención y las torturas

Intisar al-Hammadi fue arrestada el 20 de febrero después de que las fuerzas de seguridad detuvieran el automóvil en el que viajaba en un puesto de control en Chamlan, Saná. Las fuerzas de seguridad alegan que uno de los pasajeros poseía cannabis. Según su abogado, la joven suele cuidar a su madre enferma, su padre anciano y su hermano de 12 años con discapacidad mental.

Su abogado también dijo que, durante su detención, las fuerzas de seguridad la despertaron en medio de la noche y la llevaron a varias casas, preguntándole si solía trabajar allí como “prostituta”.

Después de su arresto, inicialmente fue trasladada a la comisaría de Chamlan y luego llevada a la Dirección de Investigación Criminal en la gobernación de Saná, donde estuvo detenida durante 10 días.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Durante ese tiempo, estuvo incomunicada y sometida a repetidos interrogatorios con los ojos vendados. Dijo tanto al fiscal como a su abogado que la habían obligado a firmar una declaración escrita previamente, con su huella dactilar mientras tenía los ojos vendados, que sería su “confesión” admitiendo estar involucrada en delitos relacionados con las drogas.

Después de 10 días, las fuerzas de seguridad hutíes la trasladaron a la sección de mujeres de la prisión central de Saná, donde las autoridades penitenciarias le impidieron ponerse en contacto con su familia o un abogado.

Según su abogado, allí fue abusada verbalmente, sometida a comentarios sexistas y racistas por parte de los guardias de la prisión que también la llamaron “sirvienta” y “p…”.

El 21 de abril, fue llevada ante la fiscalía para ser interrogada en presencia de su abogado por cargos que incluyen “uso de drogas, promoción de drogas y prostitución”, todo lo cual ella niega rotundamente. Al final del interrogatorio, su abogado fue testigo de cómo el director de la prisión la abofeteaba.

Yemen es escenario de una guerra desde hace más de cinco años entre las fuerzas del gobierno, apoyadas por una coalición militar liderada por Arabia Saudita, y los rebeldes hutíes
Yemen es escenario de una guerra desde hace más de cinco años entre las fuerzas del gobierno, apoyadas por una coalición militar liderada por Arabia Saudita, y los rebeldes hutíes

Yemen es escenario de una guerra desde hace más de cinco años entre las fuerzas del gobierno, apoyadas por una coalición militar liderada por Arabia Saudita, y los rebeldes hutíes

La fiscalía ha impedido que su abogado acceda a su expediente a pesar de las reiteradas solicitudes, incluso el letrado de la joven fue amenazado para que abandone el caso.

“Las autoridades de facto hutíes deben asegurarse de que se le conceda a Intisar acceso regular a su familia y abogado y que esté protegida contra la tortura y otros malos tratos. Es fundamental que su abogado tenga acceso a todas las pruebas en su contra para poder impugnar adecuadamente su detención. Cualquier declaración que haya hecho bajo coacción debe excluirse de las pruebas durante su enjuiciamiento”, dijo Lynn Maalouf.

Separatistas en Yemen

Desde 2015 Yemen está intervenido por una coalición militar dirigida por Arabia Saudita en apoyo de las fuerzas gubernamentales del presidente yemení, Abd Rabbu Mansur Hadi, para luchar contra los rebeldes hutíes que a fines de 2014 expulsaron al gobierno de la capital, Saná.

El gobierno de Abd Rabbu Mansur Hadi es reconocido por la comunidad internacional. Los hutíes argumentan su lucha al explicar que atacan a un sistema corrupto.

Sin embargo, el respaldo de Irán a los hutíes y la incapacidad de los sauditas para consolidar su ofensiva terminó por concretar un conflicto que dejó hasta el momento una catástrofe humanitaria.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: El niño ciego de 9 años que da clases en una escuela destruida por las bombas

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente