Las horas previas a la investidura en las que se normalizó lo peor de la política española

El líder del PP, Pablo Casado. (AP Photo/Manu Fernandez)

"Hemos sido señalados con nombres y apellidos". La frase es de la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, pero sintetiza a la perfección lo que ha ocurrido en España en las horas previas a la investidura despojando a España de dignidad política, saber perder, respeto y juego limpio. Porque la campaña que han orquestado las dos derechas, ya que Ciudadanos a nivel nacional poco pinta hoy en día, es de lo más antidemocrático que se ha visto en mucho tiempo. España vive un deterioro institucional preocupante.

PP y Vox se han convertido en los dos partidos más antisistema el panorama español por muy diversos motivos como bien ha evidenciado el portavoz popular Teodoro García Egea quien hoy mismo ha hablado de “fraude electoral al resultado de los pactos tras el reparto de escaños”. De Vox se esperaba. Nació así como partido. Pero del PP no. ¿Por qué lo hace? Porque siente la presión de Vox en la nuca. Ciudadanos ya ha caído, y el PP se juega su futuro en los próximos cuatro años.

Por eso el PP ha protagonizado más casos sonrojantes en las últimas horas.

  •  No aceptar el resultado electoral

  • Alentar al pucherazo fomentando un segundo 'tamayazo' en contra del PSOE

  • Patrocinar el transfuguismo en el PSOE

  • Amenazar a los socios de investidura de Sánchez

  • Apropiarse y aprovecharse de las víctimas de ETA

  • Manipular y desinformar con mentiras a través de las redes sociales

 

 

La presión que han sufrido los diputados socialistas se hizo pública tras filtrarse algunos correos recibidos, entre otros, por la exministra y diputada Beatriz Corredor. "¿Cómo puedes ser tan puta para apoyar la investidura de un traidor?", se leía en los mails.

Uno de los más presionados ha sido el único diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, quien ha recibido pintadas en su contra en su domicilio y hasta 8.800 correos electrónicos con amenazas y coacciones para que cambie el sentido de su voto. ¿De qué se le acusa? De "traicionar" a España.

La vicepresidenta Calvo ha avanzado que algunas de las amenazas van a terminar en la justicia para que ésta proteja "la libertad y la inmunidad de que gozamos los diputados a la hora de elegir nuestro voto".

Pero no solo personas físicas han contribuido a esta presión. El diario El Mundo ha publicado un editorial dirigiéndose a los diputados socialistas para recordarles que su voto es "personal e indelegable". El rotativo, además, señala que hora "es más necesario que nunca interpelar a la conciencia de los representantes socialistas que, en privado, se muestran escandalizados con las cesiones de Sánchez a los independentistas y que representan el sentir mayoritario de sus votantes".

La deriva es tal que se están normalizando situaciones que hasta hace poco harían que todo el mundo se llevara las manos a la cabeza. 

El Mundo ha ido aún más lejos al publicar que la empresa vinculada a Tomás Guitarte "disparó su facturación por contratos con Aragón y Valencia" pero omitiendo en su titular que se trata de contratos ganados lícitamente en 2018. Hace dos años, cuando Teruel existe ni siquiera tenía representación parlamentaria.

El caso es que la jugada le puede salir mal a la derecha. Ha dibujado un futuro tan apocalíptico, que todo lo que no sea que se rompa el país, se destruya la Constitución, se dejen de pagar impuestos, que la subida del salario mínimo hunda la economía o que se produzca un 'corralito'... será un éxito para el Gobierno. Es lo malo de exagerar y poner cotas inalcanzables. Le pasó a la izquierda en Andalucía con la entrada de Vox. Y le va a pasar al PP con el Gobierno de Sánchez. Es el juego de la democracia. Ganarse la confianza de los españoles en las urnas y, de no ser así, hacer una buena oposición para vencer en las siguientes elecciones.

Más historias que te pueden interesar: