Los hombres con un pene pequeño quieren coches deportivos

un hombre conduce un coche deportivo junto a la playa
Con un pene pequeño se desean coches deportivosDorgie Productions - Getty Images

Existe un prejuicio muy extendido que vincula el gusto de los hombres por los automóviles con su pene. ¿Es un tópico? ¿Existe en la realidad? ¿Se debe algún tipo de compensación psicológica? La respuesta es posiblemente afirmativa a juzgar por un estudio del University College británico que ha mostrado la conexión entre un pene pequeño y los deseos de conducir (o presumir de) un coche despampanante.

Anteriormente a esta investigación, los psicólogos ya habían demostrado que los hombres tienden a tratar de presumir de automóviles (entre otros signos de vida lujosa) a la hora de ligar. Además, más allá del supuesto truco en el rito de la seducción otros expertos habían comprobado la relación entre la autoestima de los varones y sus deseos de coches lujosos. Sin embargo, nadie había tratado de observar la posible relación con los genitales.

Los autores del informe, que puede leerse en la revista científica PSyArXiv, tuvieron que engañar a los individuos de su investigación para conseguir resultados veraces. Entrevistaron a dos centenares de adultos británicos a quienes dijeron que se trataba de un estudio sobre la capacidad multitarea de los hombres.

Mientras a un grupo le enseñaban fotografías de diferentes automóviles al tiempo que les leían una información de que supuestamente la media de un pene erecto es de 10 centímetros, a otro grupo le hacían pasar por la misma prueba pero con la información de que un pene erecto habitualmente alcanza lo 18 centímetros para hacerles creer que su miembro medía por debajo de la escala más habitual. Para tener un grupo de control se probó con otros datos manipulados con los que observar el impacto, las reacciones y si realmente habían conseguido sugestionar a los individuos de la prueba.

Los psicólogos analizaron los datos y comprobaron que, especialmente entre los hombres de más de 30 años, los pertenecientes al grupo de hombres a quienes se había manipulado para que consideraran su pene pequeño mostraban una clara tendencia a desear un coche deportivo. "Aumentamos el deseo de nuestros participantes varones por los coches deportivos cuando hicimos que sintieran que tenían un pene relativamente pequeño", resumen en su conclusiones.

un hombre conduce un coche deportivo junto a la playa
Dorgie Productions - Getty Images

La piscología de los coches y los penes

Si bien recuerdan que sería conveniente profundizar en otros factores como las creencias, inteligencia o nivel económico de los participantes, tampoco descartan haber dado con el factor clave. "Quizás simplemente existe una conexión entre los coches y los penes en la psiqué masculina", apuntan en su escrito.

"Esta hipótesis tiene de apoyo este artículo y podría explicar la existencia del coche como una idea fálica en las bromas diarias, anuncios y el discurso académico. La industria de los automóviles de lujo puede no estar dispuesta a reconocer la conexión pero nuestros resultados proporcionan alguna ayuda. La demanda de sus productos podría estar motivada por la sensación de unos genitales inadecuados", concluyen.