Hollywood y la hipocresía de su negocio metida en una bolsa de regalos

Las estatuillas doradas no son el único premio al que se opta en los Óscar. Además de aspirar a este galardón que se erige como el más importante de Hollywood, todos los nominados reciben como obsequio una bolsa de regalos repleta de ostentosos detalles. Y con ostentoso nos referimos a valores económicos que traspasan cifras de miles de dólares, lo que no es de buen recibo dentro de algunos sectores de la industria y para el público.

Así lo ha dejado claro el cómico Ricky Gervais, que, al ser preguntado acerca de cómo sería su discurso en los Óscar en el caso de presentar la gala, cargó duramente sobre la hipocresía que demuestra la Academia y Hollywood con esta bolsa de regalos.

Premios Óscar (Foto: PATRICK T. FALLON/AFP via Getty Images)
Premios Óscar (Foto: PATRICK T. FALLON/AFP via Getty Images)

Si recordamos, Gervais fue el encargado de presentar los Globos de Oro en 2020, una ceremonia a la que aportó un humor punzante e implacable sobre muchos de los nominados. Por esta razón, y a raíz de la polémica desatada por el comentario de Chris Rock a Jada Pinkett Smith y el posterior tortazo de Will Smith, el cómico fue preguntado en Twitter acerca de qué nos hubiéramos encontrado los espectadores si él hubiera estado presente en la ceremonia. Y como no podría ser de otra forma, Gervais confirmó que volvería a poner en entredicho el lado más sonrojante de Hollywood.

"Comenzaría con 'Hola. Espero que este programa ayude a animar a la gente común que lo mira en casa. Si estás desempleado, por ejemplo, siéntete cómodo con el hecho de que incluso si tuvieras un trabajo, tu salario probablemente no sería tanto como la bolsa de regalos que todos los actores acaban de recibir”, escribió en Twitter.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Y es que según estiman medios como Forbes, el valor de estas bolsas que los nominados reciben cada año, habría ascendido en 2022 hasta los 140.000 dólares (126.846 euros) y en ellas se incluiría desde productos básicos y cotidianos como comida o aceite hasta parcelas en países como Escocia.

Como lo leen. Muchas de las estrellas nominadas se encontraron con obsequios de un valor de hasta cinco cifras, como es el caso de un proyecto de 25.000 dólares de una empresa constructora, una estancia de cuatro noches en un resort de lujo valorada en $15.600 o tratamientos para la piel con un coste estimado de $10.000. Así como productos de belleza, botellas de tequila de la marca 'Siempre', brownies cubiertas en oro o paquetes de palomitas de maíz saborizadas.

El resort exclusivo es un majestuoso castillo en el corazón de Escocia, donde solo se puede acceder por invitación. Y el regalo en cuestión incluye una estadía de tres noches con servicio de mayordomo y cena con todo incluido, bienvenida de gaitero a la llegada, degustación privada de ginebra y servicio de conserjería totalmente personalizado.

Su entrega corresponde a la empresa de marketing Distinctive Assets y cuentan con productos de marcas de prestigio como Bahlsen, Byroe o Ariti. Además, el tener regalos como el terreno en Escocia también les daría a los nominados títulos nobiliarios como el de Señor o Señora de Glencoe, distinción que el país otorga a todos aquellos que obtienen una parcela de gran tamaño en las Tierras Altas y que busca fomentar la preservación del lugar.

Desde luego, detalles caprichosos al alcance de muy pocos seres humanos. Y Gervais no se andó con rodeos al entrar a criticarlo, haciendo referencia a la hipocresía de que los Óscar quieran lucir la etiqueta de diversos y progresistas mientras demuestran que eso no va con ellos al jugar en otra liga con estos obsequios. "Me enorgullece anunciar que este es el Oscar más diverso y progresista de la historia. Mirando hacia afuera, veo gente de todos los ámbitos de la vida. Todos los grupos demográficos bajo el sol. Excepto la gente pobre, obviamente. Que se jod**", continuaba escribiendo el cómico en sus redes sociales.

Aún así, Lash Fary, fundador de Distinctive Assets, defiende fervientemente el apostar por lo fabuloso y frívolo en estos tiempos complicados. "Siento que, a pesar de todas las malas noticias del mundo, es realmente una forma importante de autoconservación y cuidado personal el tener también un poco de tiempo para la diversión, lo fabuloso y lo frívolo, y la bolsa de regalo ciertamente gusta”, explicaba en declaraciones recogidas por Forbes.

No obstante, cuando la ceremonia de los Óscar estuvo marcada por las reivindicaciones de igualdad, un minuto de silencio por Ucrania y la petición especial de la Academia de ayudar al país en estos momentos sugiriendo a los televidentes el aporte de donaciones, resulta hipócrita ver que los nominados, sobre todo las grandes estrellas de Hollywood, se llevan semejantes regalos que perfectamente podrían haber sido donado a estas causas que tanto se reivindican. Y, sobre todo, cuando de sobra no les hacen falta.

Al final, aunque su preocupación sea real, con este tipo de regalos y aceptándolos dejan la impresión de que estos mensajes en la gala se limitan a la mera imagen y postureo, que en la vida real cada una de las celebrities va a seguir con sus rutinas de éxito y lujos . Y como bien señalaba Gervais, y también han recalcado muchos usuarios en las redes sociales, Hollywood debería de dar también una vuelta a este tipo de iniciativas.

Más historias que te pueden interesar: