'El Hobbit' de Peter Jackson y su inesperada relación con 'Lo que hacemos en las sombras'

·3 min de lectura

Para producir películas de bajo presupuesto a veces hay que recurrir a medidas desesperadas, sobre todo cuando quieres adentrarse en temáticas sobrenaturales para las que tus recursos económicos y materiales se quedan muy cortos. Eso es justo lo que le ocurrió a Taika Waititi cuando se dispuso a rodar Lo que hacemos en las sombras, la comedia de vampiros que grabó en 2014 y que más adelante se convirtió en la reciente serie de HBO. Y con decisiones desesperadas, nos referimos a tejer una relación inesperada e incluso cuestionable con El Hobbit, la trilogía de precuelas de El señor de los anillos que Peter Jackson estrenó hace una década.

Martin Freeman como Bilbo Bolsón en el póster de 'El Hobbit: Un viaje inesperado' (Foto: Warner Bros)
Martin Freeman como Bilbo Bolsón en el póster de 'El Hobbit: Un viaje inesperado' (Foto: Warner Bros)

Así lo ha contado Waititi en una reciente entrevista The Late Show With Stephen Colbert. Mientras se encontraba promocionando Thor: Love & Thunder, la próxima entrega del Dios del Trueno del Universo Marvel de la que vuelve a estar al cargo, fue preguntado por sus proyectos previos a convertirse en un respetado director de blockbusters de Hollywood. Fue entonces cuando se paró a hablar del reto de sacar adelante esta comedia de terror que se convirtió en todo un título de culto de la pasada década, un proyecto que incluso les requirió entrar a escondidas en los sets de grabación de El Hobbit y robar el material desechado por el equipo de Peter Jackson.

Según el cineasta, cuando las precuelas de El señor de los anillos finalizaron su rodaje, el encargado del diseño de producción de Lo que hacemos en las sombras propuso tal descabellada idea, una opción que al final se arriesgaron a llevar a cabo y que se saldó con la obtención de varias pantallas verdes y madera. Esto les vino de perlas para construir su set de rodaje y conseguir que el acabado visual de su producción estuviera por encima de los medios tan limitados con los que contaban, y parece que en aquel momento nadie se enteró.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

“Cuando hice Lo que hacemos en las sombras, cuando el coguionista y protagonista de la película Jemaine Clement y yo estábamos rodando no teníamos mucho dinero para hacer esta película, y 'El Hobbit' acaba de terminar su producción”, explicó Waititi a Stephen Colbert. “Y, entonces, nuestro diseñador de producción… Bueno, no sé si debería contar esto. Está bien, lo haré. Nuestro diseñador de producción, en la oscuridad de la noche, llevó a su equipo a los estudios de 'El Hobbit' y robó todas las pantallas verdes desmanteladas y rotas y tomó toda la madera, y construimos una casa”, matizaba.

Si recordamos, Lo que hacemos en las sombras era una pequeña comedia de terror que, a modo de falso documental, nos narraba la vida de una familia de vampiros compartiendo piso y tratando de adaptarse a la vida moderna. Desde luego, puede ser complicado adaptar el material fastuoso y grandilocuente de El Hobbit a una producción que ya desde su concepción se erige como un relato de bajo coste, sobre todo si se trata de evitar ser descubiertos de robar pertenencias ajenas. De ahí que Taika Waititi y su equipo tampoco pecaran y se limitaran a pequeños materiales que iban a ser desechados.

No obstante, pese a que este acto pueda ser considerado ilegal, Waititi admite que nunca ha tratado de ocultar lo ocurrido. El director continuó sus palabras señalando que le gusta contar esta relación de su película con El Hobbit en fiestas, donde se reúne con importantes personalidades de la industria, aunque desconoce si Peter Jackson o alguna otra persona relacionada con las adaptaciones cinematográficas de la obra de Tolkien tiene conocimiento del suceso. “Nunca había hablado con Peter Jackson sobre esto”, bromeó Waititi. “No sé si lo sabe. Me gusta contarlo en las fiestas, esa historia. Pero no sé si realmente lo sabe”.

Pero si no lo sabía, con estas declaraciones en un programa de televisión de gran audiencia es más que probable que Jackson termine por conocer los hechos. Aunque, valorando que en aquel momento la producción de El Hobbit ya estaba cerrada y que el material que Waititi y su equipo tomaron eran restos desechados, lo más probable es que esta historia sea vista cómo una mera anécdota divertida con la que ambos cineastas charlarán y reirán a lo largo del tiempo.

Más historias que te pueden interesar: