‘Historias para no dormir’ no se merece lo que le ha hecho Televisión Española

·5 min de lectura

En una era en la que la televisión está dando nueva vida a sus éxitos del pasado, desde Un paso adelante a Los hombres de Paco, era cuestión de tiempo que alguien quisiese resucitar Historias para no dormir. La antología televisiva que Chicho Ibáñez Serrador dirigió en diferentes periodos entre los años 1966 y 1982, y que fue todo un fenómeno en su momento. A finales de 2020 se anunció el proyecto de una nueva temporada que revisitaría los mejores capítulos, y que se estrenó en noviembre de 2021 en Amazon Prime Video. Nueve meses después, este proyecto, de tan solo cuatro episodios, se podrá ver al fin en abierto en La 1 de TVE, pero no de la forma en la que se lo merecería. Y es que lo hará casi por la puerta de atrás, con promoción escasa, y muy poco cariño a la hora de programarlo.

Tal como se puede consultar en la parrilla del próximo sábado 13 de agosto, Historias para no dormir ocupará toda la franja del prime time de La 1, con una maratón que despachará de un solo golpe los cuatro episodios. Algo que no se entiende, pues hablamos de un proyecto de historias individuales que bien podrían haber tenido su hueco en el prime time de La 1 a razón de una entrega a la semana, lo que sería un aire fresco para su programación.

SITGES, ESPAÑA - 10 DE OCTUBRE: (I-D) El actor Carlos Santos, la actriz Adriana Torrebejano, el director Paco Plaza y el actor Miki Esparbe asisten a la fotollamada 'Historias para no Dormir' en el Festival de Cine de Sitges el 10 de octubre de 2021 en Sitges, España. (Foto de Borja B. Hojas/WireImage)
SITGES, ESPAÑA - 10 DE OCTUBRE: (I-D) El actor Carlos Santos, la actriz Adriana Torrebejano, el director Paco Plaza y el actor Miki Esparbe asisten a la fotollamada 'Historias para no Dormir' en el Festival de Cine de Sitges el 10 de octubre de 2021 en Sitges, España. (Foto de Borja B. Hojas/WireImage)

Hablamos de entregas que duran escasamente una hora de duración, que permitirían a los espectadores irse pronto a la cama, que es algo que se reclama cada vez con más fuerza. Pero no. Han decidido quemar todos los cartuchos a la vez, en forma de un maratón que ni siquiera se está anunciando con ahínco. Y es que no hará ni diez días desde que el ente público, que produce la serie, comenzó a anunciar que lo veríamos “próximamente”.

De hecho, el día elegido para su estreno, no podía ser menos acertado. El sábado es una jornada de muy bajo consumo audiovisual, como reflejan los análisis de audiencias. Habitualmente, La 1 dedica esta franja al cine, con datos muy bajos. La última emisión fue la cinta Sentimental, que solo congregó a 659.000 espectadores con un 8% de cuota de pantalla. Con semejante dato, es difícil imaginar que Historias para no dormir vaya a dar una alegría a las audiencias de la cadena, y más si pensamos que el último de los episodios arrancará pasada las doce de la noche. Va a pasar totalmente desapercibido.

Esto que está sucediendo me recuerda, salvando las distancias, con lo que ocurrió con la vez que Historias para no dormirintentó resucitar su espíritu allá por 2005. Varios cineastas de renombre, quienes también están implicados en este nuevo revival, como Paco Plaza y Jaume Balagueró. Hablamos del proyecto Películas para no dormir, que consistió en seis largometrajes de temática de terror, que se iban a disfrutar en Telecinco.

Paco Plaza dirigiendo 'Freddy' de 'Historias para no dormir' (RTVE)
Paco Plaza dirigiendo 'Freddy' de 'Historias para no dormir' (RTVE)

Tras estrenar las dos primeras cintas, ya en 2007, La habitación del niño y Para entrar a vivir, la cadena decidió no programar ninguna de las cuatro películas restantes, tituladas La culpa, Regreso a Moira, Adivina quién soy y Cuento de Navidad en la nevera, que se comercializaron en el mercado doméstico. Y fue una auténtica pena, porque, por ejemplo, Cuento de Navidad tenía momentos realmente interesantes para los amantes del género del terror.

El movimiento de TVE con la actual Historias para no dormir se puede interpretar como una muestra más del poco cariño que la televisión pública está teniendo con su ficción española, que queda sepultada ante los estrenos exclusivos en Amazon Prime Video. Algo en la misma línea de lo que ha sucedido recientemente, por ejemplo, con Parot, que se ha despachado sin pena ni gloria durante los meses de junio y julio. Es difícil imaginar la razón por la que se invierte un alto importe de dinero en series nacionales que luego ni promocionan ni programan de una manera adecuada.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Este revival de Historias para no dormir, en concreto, está formado por cuatro capítulos: La Broma, El Doble, Freddy y El Asfalto. Las entregas están dirigidas por cineastas de prestigio: Rodrigo Sorogoyen, Paco Plaza, Rodrigo Cortés y Paula Ortiz, y cuentan con protagonistas de primer nivel como Dani Rovira, Eduard Fernández, Raúl Arévalo, David Verdaguer o Inma Cuesta. Profesionales potentes y atractivos que servirían de reclamo a los espectadores, siempre que TVE hubiese hecho las cosas de otra manera, y sobre todo, en otro momento. Hace unos meses comenzó a grabarse una nueva temporada, con cuatro episodios más, que también se verán algún día en abierto. A ver si, para cuando eso sucede, Televisión Española juega sus cartas de otra manera, porque el proyecto bien se lo merece.

Más historias que podrían interesarte: