La historia de 'Veneno' se verá en Estados Unidos gracias a HBO Max

Por Nuria Herrera

From Diez Minutos

HBO Max ha firmado un acuerdo con Atresmedia para emitir Veneno en Estados Unidos y Latinoamérica. De esta manera, Atresplayer Premium, que ya ha estrenado los dos primeros capítulos de la serie de Javier Ambrossi y Javier Calvo, seguirá emitiendo la ficción y también lo hará a través de su versión internacional en aquellos territorios a los que no llegue HBO Max.

La propia plataforma ha dado la bienvenida a su catálogo al biopic de Cristina Ortiz en un comunicado en el que anuncia los títulos que formarán parte de su oferta para la temporada de otoño. El parón provocado por el coronavirus, que sigue paralizando rodajes en Estados Unidos, y la ausencia de series listas para estrenar ha abierto la puerta a ficciones internacionales como Veneno, Gomorra (Sky) y su spin-off El Inmortal, la comedia romántica británica Singletown o The murders at White House farm.

Photo credit: Atresplayer

"Así como el mundo está cada vez más conectado, también lo están nuestras historias, y por eso estamos increíblemente orgullosos de que confíen en nosotros como la casa en Estados Unidos de estas excelentes series y de poder trabajar con talentos de tan alto calibre de todo el mundo", ha asegurado Jennifer Kim, vicepresidente senior de contenido original internacional de HBO Max. "Los excepcionales creadores tras estos títulos han hecho historias capaces de cruzar las fronteras nacionales y superar las barreras idiomáticas, permitiéndonos traer un contenido auténtico, lleno de significado y entretenido a nuestra audiencia nacional", ha dicho.

'Veneno' volverá en septiembre

Mientras, los seis episodios que quedan para terminar la primera temporada de la serie creada por los Javis sobre la figura de Cristina Ortiz, podrán verse en Atresplayer Premium después de verano a razón de uno por semana. De momento se han estrenado dos capítulos, el primero en marzo y el segundo el pasado 28 de junio, pero la producción se vio interrumpida por el coronavirus y las grabaciones no pudieron retomarse hasta el 6 de julio.