Ana Bella Estévez eclipsa el plató de Sálvame con un relato sobrecogedor sobre el maltrato

Cine 54
·7 min de lectura
Ana Bella Estévez eclipsa el plató de Sálvame con un relato sobrecogedor sobre el maltrato

La emisión el pasado domingo de los dos primeros episodios de la docuserie sobre Rocío Carrasco ha desencadenado un terremoto social, político y televisivo. Y es que la reaparición en Telecinco de la hija de Rocío Jurado tras 25 años de silencio para compartir, con documentación incluida, las vejaciones que supuestamente sufrió por parte de Antonio David Flores durante su relación ha sacudido a la opinión pública.

Y si bien la primera repercusión ha sido el fulminante despido del colaborador de Sálvame hay que destacar que desde el magacín vespertino han sabido hacer la metamorfosis necesaria para tratar el tema como corresponde. Así, tras dar en el clavo con especialistas en el área de abusos y contar con la intervención de la ministra de Igualdad Irene Montero en directo, ha resultado muy acertado que el programa haya contado en plató con Ana Bella Estévez, la directora de la Fundación Ana Bella para la ayuda a mujeres maltratadas y madres separadas. Un testimonio muy poderoso, con un tono sumamente sano y a la vez tan poco beligerante.

Tras el estreno del documental Rocío. Contar la verdad para seguir viva ha llamado especialmente la atención el acertado cambio de Sálvame dando voz a la lucha contra la violencia de género. Sin ir más lejos en la última entrega emitida el programa ha contado con Ana Bella Estévez, Medalla de Andalucía en la categoría de Valores Humanos y presidenta de una fundación que apoya a mujeres maltratadas para que puedan recuperar su vida.

Pero, ¿por qué resulta tan importante el mensaje en directo de Ana Bella Estévez?

Ana Bella es una mujer referente en la lucha contra la violencia de género. Ella misma es una superviviente que después de once años de maltrato por parte de su exmarido decidió llamar al teléfono que había puesto en marcha la Junta de Andalucía (por entonces no existía el 016). Es decir, su propio drama personal evidencia una de las razones que le llevó a levantar la fundación de Mairena del Aljarafe (Sevilla) para dar voz a las mujeres que no tienen. Una entidad sin ánimo de lucro para que denuncien cuando están preparadas, se empoderen con un trabajo digno y vuelvan a ser felices.

Carlota Corredera ha presentado a la invitada asumiendo que es un gran referente para ella y un puntazo de visita en Sálvame Naranja. “Yo veía programas en la tele de mujeres que salían en las noticias asesinadas y decía: esta mujer ¿por qué no se ha ido de su casa antes de que la mate? Sin darme cuenta que yo era una de ellas que, a lo mejor ese día, me había pegado con la correa”, ha contado primeramente la experta recordando que al principio no se identificaba como una mujer maltratada.

Asimismo ha echado la vista atrás para rememoran a la primera mujer que ayudó en la organización que lleva su nombre y que fue fundada en 2006, cinco años después de aquel 13 de septiembre de 2001 en el que cogió a sus cuatro hijos de madrugada y escapó de su maltratador: “Fue después que yo salí en la tele. Yo al ver las noticias de mujeres asesinadas o entrevistas a mujeres con la cara oculta, la voz distorsionada, mujeres llorando, no me identifiqué con ellas. Cuando salí de la casa de acogida no podía dormir pensando en tantas mujeres que estarían viviendo ese terror silencioso, invisible y, sobre todo, solitario que yo viví durante once años y que nadie de mi alrededor se dio cuenta. Nadie me ayudó, pero es que ni siquiera yo misma me di cuenta”.

Ahora bien, con respecto al documental de Rocío Carrasco, la invitada ha reconocido que “me harté de llorar también. Desde la primera mujer que ayudamos, que se quedó en mi casa, hemos ayudado a más de 35.000 mujeres. Cada día escucho historias de muchas mujeres y me llegó tanto porque su historia es mi historia. Es la historia de tantas mujeres que escuchamos cada día”.

Como desde la emisión del documental Sálvame lleva haciendo mucho hincapié en abordar la violencia silenciada Ana Bella ha querido hacer una reflexión en directo. “Cuando estás viviendo una relación en la que tu pareja ejerce violencia de género sobre ti es una relación de dominio y sumisión. En mi caso, el que era mi marido, me pegaba porque yo todavía tenía personalidad suficiente para revelarme y él utilizaba la fuerza física para tenerme dominada. Pero hay tantas y tantas mujeres que nos les hace falta ponerles la mano encima. Castigos de silencio, eso de que te dejan de hablar por varios días y no sabes ni por qué, insultos, amenazas, desprecio, humillaciones, incumplimiento de promesas, control del tiempo, de las amistades, control de cuándo, dónde y cómo tenemos relaciones”, ha apuntado la experta alertando de que estas mujeres son incluso todavía más víctimas de la violencia de género.

Ana Bella también ha querido recalcar que desde el minuto cero que escuchó el testimonio de Rocío Carrasco tuvo claro que ha sido una víctima de malos tratos. De hecho, le parece clave cuando a la protagonista del documental le preguntan qué espera que le pase al padre de sus hijos y ella responde, básicamente, que quiere que le deje en paz: “Es lo que decimos todas las mujeres que hemos pasado por esto. Es el único delito donde la víctima no queremos venganza del agresor, simplemente que nos deje en paz. Yo cuando puse mi denuncia puse: tengo que denunciar al padre de mis hijos pero, por favor, que no le pase nada”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Ana Bella también ha comentado que si bien muchas mujeres no son conscientes del maltrato otro de los problemas es que hay un estigma social tan grande que impide que rompas el silencio. Porque todavía, en vez de recriminar la conducta del hombre que ejerce la violencia de género, cómo puede ser que este hombre, este abogado, este redactor de televisión, este conductor de autobús haga esto a otra persona, cuestionamos incluso la profesionalidad de la víctima”.

De igual manera ha ahondando en el sufrimiento de los hijos cuando se produce una situación de maltrato: “En mi caso mis hijos eran muy pequeñitos. El chico tenía nueve meses, pero muchas madres siguen en la relación de violencia de género porque tienen ese miedo de que si se separan van a estar los hijos solos con el hombre que ejerce violencia de género. Pero a ellas les decimos que eso es un error porque entonces están viviendo y creciendo con esa violencia, con esos parámetros de relación que, después, el 70% la reproducen como víctimas o como agresores”.

Del mismo modo, Ana Bella ha querido enviar un mensaje a todos aquellos espectadores que a día de hoy siguen cuestionando la verdad de Rocío Carrasco: “primero seguramente no lo habrán vivido porque si lo han vivido no la cuestionarían. Y, segundo, para cambiar una sociedad y crear una sociedad en igualdad en la que todos y todas seamos felices lo primero es creer a la víctima, apoyar a la mujer que se atreve a romper el silencio”.

Desde luego, el testimonio veraz de esta sevillana de 48 años ha calado en el corazón del público precisamente porque cuenta su verdad sin pestañear, estableciendo incluso paralelismos entre su calvario y el de Rocío Carrasco puesto que ella conoció a su maltratador cuando tenía 18 años en Marbella mientras que la hija de Rocío Jurado y Antonio David Flores se encontraron en Chipiona cuando la protagonista apenas contaba con 18 años. “Se sale. Yo soy feliz. Toda la fuerza, todo el miedo, todo el valor que yo utilicé para resistir un maltrato y salir de él ahora lo estoy utilizando para conquistar mis sueños, en este caso, para ayudar a otras, asegura Ana Bella.

En resumen, que esta activista contra la violencia de género haya acudido a Sálvame es sumamente relevante puesto que ha dejado un mensaje muy positivo a partir de sus propias vivencias. Porque hablamos de una mujer que tras resistir un maltrato contribuye a que no se perpetúe la violencia de género y que, sobre todo, recalca que hay muchas mujeres invisibles que sufren este calvario a diario.

Más historias que te pueden interesar:

Imagen: ©Mediaset