La historia real que inspiró un personaje de James Bond

Valeria Martínez
·6 min de lectura

Los amantes del universo literario y cinematográfico de James Bond conocen de sobra lo mucho que el autor Ian Fleming se inspiró en él mismo a la hora de crear al icónico espía. El escritor plasmó al personaje con su gusto por los huevos revueltos, una marca en particular de artículos de tocador, su afán por los cigarrillos y el golf, pero también con características propias de su personalidad y su experiencia en el espionaje cuando sirvió como oficial de inteligencia naval durante la Segunda Guerra Mundial. Sus libros están repletos de referencias a su propia vida, tomando prestados nombres o detalles de amigos, familiares o conocidos como inspiración.

Y entre todo el universo de 007 existe una mujer que siempre estuvo presente, Miss Moneypenny, inspirada a su vez en una novia de Ian Fleming: Penelope Joan Bright Astley, una figura cercana a Winston Churchill durante la Segunda Guerra Mundial que ahora tendrá una serie basada en su historia.

Joan Bright Astley (Foto de Clara Molden - PA Images/PA Images via Getty Images)
Joan Bright Astley (Foto de Clara Molden - PA Images/PA Images via Getty Images)

Cuando pensamos en Miss Moneypenny resulta inevitable no recordar a Lois Maxwell o Naomie Harris, la primera y la última en interpretarla en la saga de James Bond. Maxwell fue la más legendaria en el papel, habiéndola interpretado en catorce películas: seis con Sean Connery, una con George Lazenby y siete con Roger Moore. Mientras Harris se encargó del personaje en tres de las cinco entregas de Daniel Craig.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

No obstante, la verdadera Moneypenny tenía otro rostro y una historia diferente a la secretaria privada de M, la jefa del MI6. Para empezar, en la vida real, esa tensión romántica no resuelta que comparten ella y James Bond en las novelas y películas quedó más que resuelta cuando era más joven. Y es que como apuntaba al principio, Joan Bright Astley fue novia de Ian Fleming durante la Segunda Guerra Mundial, sirviéndole de inspiración cuando se dispuso a escribir la primera novela, Casino Royale, en su casa de Jamaica en 1952.

Joan Bright Astley nació en la provincia de Corrientes, en Argentina, un 27 de septiembre de 1910, siendo hija de un padre inglés contador y una madre escocesa que trabajaba como institutriz. Sus inicios los vivió en diferentes países -como Argentina, España y México (donde trabajó como secretaria para una legación británica)- y le ofrecieron la oportunidad de trabajar para uno de los principales socios de Adolf Hitler, Rudolf Hess, enseñando inglés a su familia en Alemania. Pero lo rechazó. Fue en 1939 que un amigo le sugirió que podía encontrar trabajo si iba a una estación particular del metro de Londres llevando un clavel rosa. Así lo hizo y a continuación se vio acompañada hasta una oficina secreta donde le hicieron firmar el Acto Oficial de Secretos y la emplearon para apoyar una división en la Oficina de Guerra.

Joan fue escalando posiciones entre los departamentos de inteligencia. Pasó tiempo trabajando con J.C.F. Holland, cuya labor era organizar comandos que recurrían a tácticas de guerrilla para frenar los intentos de invasión alemanes. Más tarde le asignaron el rol de ser la encargada de manejar el Centro de Inteligencia Secreto que formaba parte de las legendarias Churchill War Rooms, las habitaciones de guerra secretas del primer ministro británico durante la Segunda Guerra Mundial que todavía se pueden visitar en el centro de Londres (una visita obligada que recomiendo a los amantes de la historia: las han dejado intactas, tal y como estaban al final de la guerra). Su puesto fue creado por la necesidad de Churchill, quien ya no tenía tiempo para reuniones regulares con comandantes y jefes. Su labor era custodiar documentos secretos y enseñárselos a oficiales asignados y solo bajo su supervisión y en su propia oficina.

Los documentos que pasaban por sus manos eran de alto secreto, ganándose una reputación amable y simpática gracias a la manera afable en cómo recibía a los oficiales. Durante aquellos años también fue la asistente personal del General Sir Hastings Ismay, amigo cercano de Winston Churchill y oficial administrativo que acompañó al primer ministro en reuniones decisivas con Stalin, Roosevelt y Truman. Además, organizó exitosas conferencias después de la guerra y por su labor fue condecorada como Oficial de la Orden del Imperio Británico en 1946.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Fue entonces, en los primeros años de la Segunda Guerra Mundial, cuando mantuvo una breve relación co Ian Fleming. Según sus palabras publicadas en el obituario de Independent, el autor era “terriblemente atractivo y divertido”, aunque Joan pensaba que era un “hombre despiadado” que “abandonaba a alguien si ya no lo quería”.

Su relación con Fleming no duraría mucho tiempo, pero seguramente dejó huella en el escritor como para usarla de inspiración. Joan se terminó casando en 1949 con el coronel Philip Astley, con quien tuvo un hijo un año más tarde. Fue entonces cuando vivió una de las terribles travesías de su vida cuando viajaban en barco hacia África del Este, quedando varados en España tras sufrir un hundimiento en las costas de Portugal y mientras Philip sufría un ataque cardíaco, volviendo a Inglaterra en 1952. Philip murió siete años después.

Curiosamente, muchos artículos biográficos sobre ella detallan que fue una adolescente “difícil”, sin embargo, Joan terminó siendo uno de los engranajes que movieron el motor británico hacia la victoria aliada en la guerra. Su amabilidad y discreción, y esa aura de persona de confianza son algunas de las características que Fleming tomó prestadas para el personaje de Moneypenny.

En 1971 publicó sus memorias tituladas The inner circle: a view of the war at the top y según detalla la escritora Samantha Weinberg en su libro The Moneypenny diaries, ella fue una de las tres o cuatro mujeres que inspiraron a Ian Fleming para crear el personaje: las otras fueron una ejecutiva de operaciones especiales llamada Vera Atkins, la secretaria de inteligencia naval Paddy Ridsdale y la propia asistente de Fleming durante sus años trabajando como periodista en The Times, Joan Howe. Sin embargo, Joan es la más recordada y nombrada cuando se habla de las inspiraciones para la carismática Moneypenny. Es más, Astley fue muy reacia a hablar públicamente de su romance con el autor pero en las entrevistas que concedió a Samantha Weinberg dijo que lo suyo “no fue un amor tórrido” añadiendo que “no tenía nada más que añadir” al respecto.

Joan Bright Astley falleció a los 98 años el 24 de diciembre de 2008 y su historia ahora será contada en forma de serie con Jenna Coleman como protagonista. La actriz británica que recientemente vimos en la serie true crime La serpiente (disponible en Netflix) y previamente en el drama The cry (que emitió Telecinco en 2019) y las tres temporadas del biopic de época, Victoria (Movistar+), dará vida a la legendaria secretaria en The war rooms.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La serie estará basada en sus memorias y servirá como biopic episódico desde sus inicios trabajando para el gobierno de Winston Churchill, pasando por todos sus éxitos profesionales. En el camino aparecerán todo tipo de personajes históricos, incluyendo Ian Fleming. Ahora, quién lo interpretará todavía es un misterio.

Fuentes: Independent, The Sydney Morning Herald, History Extra

Más historias que te pueden interesar: