El origen de la pelea entre Bill Murray y Lucy Liu que obligó a separarlos en el rodaje de ‘Los ángeles de Charlie’

·10 min de lectura

Todos hemos tenido desavenencias y encontronazos con nuestros compañeros de trabajo. Las diferencias, las interminables horas de trabajo y el roce diario pueden desgastarnos hasta que un día estallamos y decimos o hacemos algo de lo que más tarde nos arrepentiremos. Y que en muchos casos puede traer consecuencias.

Si esto ocurre en un plató de Hollywood, hay muchas posibilidades de que lo ocurrido trascienda el set y acabe formando parte de los anales del cine, llenos de rumores y testimonios directos de rivalidades entre las estrellas del Séptimo Arte. Y si no que se lo digan a Bill Murray y Lucy Liu, que hace 20 años protagonizaron una pelea en el rodaje de Los ángeles de Charlie tan violenta que hubo que separarlos. O al menos eso es lo que dicen. ¿Qué ocurrió realmente? Intentemos averiguarlo.

Bill Murray y Lucy Liu en 'Los ángeles de Charlie' (Columbia/Sony Pictures)
Bill Murray y Lucy Liu en 'Los ángeles de Charlie' (Columbia/Sony Pictures)

Tenemos que remontarnos a 1999. El milenio se acercaba a su fin y en la antesala de la era de los remakes y los reboots, Columbia Pictures preparaba un regreso explosivo, el de Los ángeles de Charlie. McG dirigió la película, basada en la icónica serie estadounidense de los 70 que llevaba el mismo nombre, concibiendo el proyecto como una reinvención de la propiedad con grandes dosis de acción y mucha más comedia que la original.

Cameron Diaz, Drew Barrymore y Lucy Liu sucedieron a los ángeles de Charlie originales como Natalie Cook, Dylan Sanders y Alex Munday, tres agentes especiales al servicio de una agencia de detectives privada. Su supervisor, Bosley, estaba interpretado por el legendario Bill Murray, y el reparto además contaba con intérpretes como Sam Rockwell, Tim Curry, Luke Wilson, Kelly Lynch y Matt LeBlanc en la cima de su popularidad gracias a interpretar a Joey Tribbiani en la serie Friends.

El film, estrenado a finales del año 2000, fue considerado un moderado éxito de taquilla tras recaudar €225 millones de los de hace veinte años ($264m, BoxOfficeMojo), disparando aun más la popularidad de sus tres protagonistas y haciendo que el público clamase por una secuela que llegó tres años después. Aunque no es especialmente recordada por su calidad, la película consiguió actualizar una franquicia del pasado para las nuevas generaciones y llevó al número 1 a tres mujeres al frente de un divertido espectáculo de acción. Pero no todo fue un camino de rosas hasta llegar ahí, ya que el rodaje no fue precisamente la experiencia más agradable, sobre todo para uno de los tres ángeles.

Como decía, Murray se unió al proyecto para interpretar a Bosley, el supervisor de los ángeles, amigo, confidente y en cierto modo una figura familiar para ellas. El popular actor cómico, conocido entre muchas otras cosas por sus inolvidables personajes en Los Cazafantasmas, Atrapado en el tiempo o Lost in Translation, era perfecto para este tipo de papel y, como de costumbre, su trabajo fue muy bien recibido por parte del público. Murray es un actor muy querido y la química con las tres protagonistas era indudable. Pero lo cierto es que, tras la fachada se escondía una enemistad muy fuerte con una de ellas: Lucy Liu.

Al parecer, Murray y Liu chocaron durante el rodaje y, según los rumores, solían lanzarse muchas pullas, lo que creó un ambiente muy tenso para todos los involucrados en la película. Se han formado muchas teorías a lo largo de los años con respecto al origen de esta rivalidad, pero la verdad de lo ocurrido solo la sabrán los que lo vivieron de cerca. Los hay que dicen que simplemente no congeniaron y no se podían ver, por lo que la mayor parte del tiempo trataron de mantener sus interacciones al mínimo requerido para hacer la película. Pero también se ha especulado que desde el principio fue Murray quien por alguna razón nunca se sintió cómodo trabajando con Liu, y esto dio lugar a que ella también le cogiera manía.

Los dos trataron de mantener la distancia para hacer su trabajo, pero según fuentes (Showbiz CheatSheet), hubo un incidente en concreto que hizo estallar a Liu y que resultó en una pelea cuyas ondas expansivas pudieron sentirse en todo Hollywood.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Un día, la tensión acumulada por su rivalidad acabó saltando por los aires durante el rodaje de una escena juntos. Según People, Murray “se quejó de la técnica interpretativa de la actriz”, pero las historias que salieron del rodaje fueron mucho más intensas e incómodas que aquel eufemismo sugerido por la revista. Como sugiere The Movie Blog, la historia tal cual la cuentan sigue así: Murray paró de repente una escena y señaló a Barrymore, Diaz y Liu dirigiéndose a ellas en orden: “Entiendo por qué tú estas aquí y tú tienes talento… pero ¿qué demonios estás haciendo tú aquí? ¡No sabes actuar!”. Lógicamente, esto hizo que Liu perdiera los papeles.

Liu se sintió tan insultada por el supuesto comentario de Murray que, según el rumor, se abalanzó sobre él y empezó a darle puñetazos. La provocación del actor y la tensión acumulada por su rivalidad con Liu desde que comenzó el rodaje hizo que la sangre llegara al río, resultando en una escena violenta en la que ambos tuvieron que ser separados por miembros del equipo, que los llevaron a lados opuestos del set mientras seguían gritándose y lanzándose improperios.

Cuando la historia se hizo pública, tanto Columbia Pictures como los intérpretes se vieron obligados a hacer alusión al incidente para quitarle peso, lo que muchos interpretaron como una estrategia de control de daños de cara a la promoción de la película, que no podía tener ese desagradable incidente sobrevolando sobre ella.

Tras el éxito de Los ángeles de Charlie, el estudio anunció que la secuela estaba en marcha y contaría con el regreso de Barrymore, Diaz y Liu como el emblemático trío protagonista. Sin embargo, Murray no volvería como Bosley, recayendo su papel en Bernie Mac. El rumor era que el actor de Los Cazafantasmas se negó a volver para la segunda parte a menos que Liu fuera despedida. Columbia mantuvo a la actriz en el reparto y él se desvinculó del proyecto.

Ahora bien, eso no es lo que decía Murray, quien unos años más tarde explicaría lo ocurrido. O al menos, su versión de los hechos. En 2003, el año en que llegó a las pantallas de cine Los ángeles de Charlie: Al límite, el actor aseguró en una entrevista que los rumores de su pelea con Liu habían sido desproporcionados y la historia era muy distinta a lo que se había contado.

Murray reconoció que el incidente realmente ocurrió, pero según su relato, fue un malentendido por parte de la actriz. “Empezamos a ensayar una escena y yo le dije ‘Lucy, ¿cómo es posible que quieras decir estas frases? Son una locura”, recordó el actor, asegurando a continuación que Liu se había enfurecido con él “porque pensó que era un ataque personal, pero la realidad es que ella odiaba esos diálogos tanto como yo”. Finalmente, reconoció que la situación se desbordó: “Durante 15 o 20 minutos nos fuimos cada uno a una esquina y nos lanzamos granadas de mano y cohetes el uno al otro” (ContactMusic). Es decir, Murray aseguraba que no estaba insultando a su compañera de reparto, sino a los guionistas.

Para terminar, en la misma entrevista, el actor desveló que hicieron las paces poco después del incidente: “Pude conocerla mejor a partir de aquel día y ahora siento mucho cariño por ella”, a lo que añadió que su decisión de no participar en la secuela no tenía nada que ver con Liu, sino con otro miembro del reparto: “Si esta persona iba a estar involucrada en la segunda, yo no iba a volver”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Claro que desde entonces ha pasado mucho tiempo, y sin la versión de Liu, es difícil tomar la palabra de Murray como la verdad absoluta. Las protagonistas de Los ángeles de Charlie se reunieron en 2019 para celebrar la ceremonia de entrega de la estrella del Paseo de la Fama a Liu (EW), justo a tiempo para promocionar el (fallido) nuevo reboot de la saga protagonizado por Kristen Stewart. Pero apostamos lo que sea a que Murray no estaba invitado al evento.

Por el contrario, el actor no ha desaprovechado la oportunidad de mostrar su rechazo hacia aquella película, llegando incluso a desearle la muerte a su director. Y es que el propio McG también aseguró haber tenido un altercado físico con él durante el rodaje de Los ángeles de Charlie, cuando según él, le dio un cabezazo tras una discusión por diferencias creativas.

En una entrevista con Times of London (via EW) en 2009, el actor lo negó rotundamente: “No sé por qué se ha inventado esa historia. Tiene una imaginación muy activa. ¡Se merece morir! Debería ser atravesado por una lanza, no, de un cabezazo”. Claramente, Murray estaba haciendo gala de su característico humor negro, pero es evidente que el rodaje de Los ángeles de Charlie no destacó por el buen ambiente. De hecho, en esa misma entrevista, vuelve a hacer referencia al incidente con Liu, y esta vez parece cambiar la historia sugiriendo entre líneas que ella no fue profesional: “Te rechazaré completamente si no eres profesional trabajando conmigo. Si nuestra relación es profesional y no estás cumpliendo esa parte, olvídalo”. Habría que preguntarle de nuevo en 2020 para comprobar si la versión ha vuelto a cambiar.

Bill Murray es uno de los actores más admirados de Hollywood, pero no es secreto que tiene reputación de ser una persona de mucho temperamento y con la que es difícil trabajar. Además de McG, son varios los compañeros de reparto y directores que han contado historias que lo pintan a una luz poco favorecedora, entre ellos Harold Ramis (actor y guionista de Cazafantasmas y director de Atrapado en el tiempo), que llegó a llamarlo “irracionalmente malvado”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Él se defiende explicando que esa reputación la han creado aquellos con los que no les gustó trabajar, mientras que realizadores como Jim Jarmusch, Wes Anderson o Sofia Coppola -con los que ha repetido en varias ocasiones- nunca han tenido queja de él. “La gente cree que porque trabajas para ellos tienen permiso para tratarte como a un dictador. Y eso siempre me ha causado un problema”, dijo al respecto (The Playlist). Pero el caso de Liu es diferente, porque no estamos hablando de un director, sino de una compañera de reparto, es decir, supuestamente de una igual.

Teniendo la versión de Murray de lo ocurrido en el rodaje de Los ángeles de Charlie, nos falta la de Liu, que ha preferido guardar silencio al respecto. ¿Será verdad que fue poco profesional o es Murray quien tiene una visión distorsionada de lo que significa esa palabra? Probablemente no nos quede otra que seguir disfrutando de sus películas sin saberlo a ciencia cierta.

Más historias que te pueden interesar:

Fuentes: The Movie Blog, US Weekly, ContactMusic, Far Out, The Playlist, Showbiz CheatSheet, Entertainment Weekly

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente