Hipertermia, cuando el calor puede llegar a matarte

·5 min de lectura
Photo credit: Colin Anderson Productions pty ltd - Getty Images
Photo credit: Colin Anderson Productions pty ltd - Getty Images

Cuando llega el calor, los consejos se repiten hasta el punto de que ya no hacen efecto. La recomendación de no permanecer al sol mucho tiempo, de hidratarse constantemente o de apartar los más jóvenes y más ancianos suena a repetitiva e innecesaria. Sin embargo, las cifras demuestran que hay más muertes por hipertermia de las que se piensan. De hecho, en Estados Unidos fallecieron 700 personas por esta causa solo en el año 2020 a pesar de las restricciones de movilidad debido a la pandemia de coronavirus.

¿Qué es la hipertermia?

"La hipertermia ocurre cuando la temperatura corporal asciende a niveles superiores a los normales y el sistema de termorregulación del cuerpo no puede funcionar correctamente. En este punto, el cuerpo no puede enfriarse solo, condición que puede llegar a ser mortal si no se trata", ilustra el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos sobre un problema que suele situarse cuando la temperatura corporal se acerca a los 40 grados. Puede derivar en el conocido "golpe de calor", mareos repentinos, calambres, agotamiento, estrés o fatiga antes de finalizar con los efectos más graves.

La hipertermia es un trastorno de la temperatura corporal que está asociado al ambiente, lo que en principio debería hacer más fácil la prevención. "Por ejemplo, si usted y su pareja están en un picnic y es un día muy caluroso y húmedo, y su pareja comienza quejarse porque se siente mareado o desorientado, debe preocuparse. Debe llevar a esa persona a un lugar fresco, colocar compresas frías en el cuello y las muñecas y llamar a emergencias", explica la doctora Marie Bernard, subdirectora del Instituto Nacional sobre el Envejecimiento.

Causas de la hipertermia

En general, suele darse en ambientes con altas temperaturas y altos grados de humedad que provocan que la temperatura interna del ser humano se eleve a 40 grados y esto provoque fallos en los órganos que pueden terminar en muerte por ataque al corazón. El problema surge cuando el cuerpo no puede refrescarse de manera interna y comienza una transpiración intensa que lleva a la deshidratación que, "cualquiera puede sufrir", según recuerdan las autoridades sanitarias.

Una de las causas más habituales suele ser la facilitada por las condiciones ambientales. Trabajar en el exterior en verano en España puede provocar una saturación del organismo que fuerce la situación de incapacidad de refrescarse. Algunas de las causas habituales son vestir ropa inadecuada, soportar el calor por razones laborales -trabajo en la construcción, transporte, etc.- o incluso por una motivación lúdica -hacer deporte al aire libre sin el correspondiente cuidado-. Otras posibles razones son las derivadas de fármacos o intoxicaciones.

Hay algunos apuntes que deberían encuadrarse dentro del sentido común y evitarían esta amenaza para la salud. "Tenemos que mantener en una franja muy específica de temperatura corporal", advierte el biólogo Shane Cambell-Staton, de la Universidad de UCLA, quien apunta que se debe poner atención cuando el medio ambiente explota los límites del ser humano tras efecturar diferentes estudios de cómo el calor afecta a los hombres.

Por ejemplo, permanecer al sol en el Cabo de Gata almeriense durante ocho horas a mediados de julio sin hidratarse es un billete a la hipotermia por las elevadas temperaturas y grados de humedad. Pero también las ciudades del interior de España, especialmente las altamente contaminadas como Madrid, añaden el factor de la contaminación para conservar el calor y las dificultades respiratorias que aumentan las posibilidades de sufrir alguna de sus complicaciones.

¿Cómo identificar la hipertermia?

La Fundación para la Formación e Investigación Sanitarias (FFIS) de la Región de Murcia ofrece una serie de pistas para anticipar este problema. Los síntomas más leves son edemas, tetania, calambres, síncope, agotamiento, todos ellos "por calor", según reflejan sus estudios. Los síntomas más graves son los asociados con el golpe de calor, que tiene una mortalidad de entre el 15 y el 20 % y se dispara al 80 % entre los mayores de 50 años con las convulsiones como uno de sus efectos de alerta.

No obstante, los jóvenes también deben estar alerta porque la hipertermia es también una amenaza cuando el calor es protagonista. "Ocurre en individuos jóvenes y sanos que realizan ejercicio físico intenso en condiciones ambientales de elevada temperatura y humedad ambientales. Ocurre de modo esporádico, con un pródromo corto (de 4-8 horas), con sudoración profusa y con complicaciones muy severas", alertan en la FFIS sobre el llamado golpe de calor activo.

Factores que aumentan las posibilidades de sufrir hipertermia

  • Deshidratación, es decir, no beber suficientes líquidos

  • Permanecer en lugares cerrados calurosos

  • Abrigarse demasiado

  • Permanecer en lugares superpoblados

  • Sufrir enfermedades cardíacas, pulmonares y renales

  • Sudar poco a causa de determinados medicamentos como diuréticos o tranquilizantes

  • Sobrepeso considerable o peso muy bajo.

  • Bebidas alcohólicas.

¿Qué tratamiento tiene la hipertermia?

El tratamiento de la hipertermia cuando alcanza grados severos empieza por el tratamiento en una Unidad de Cuidados Intensivos. Por un lado, se debe intentar rebajar la temperatura corporal y, por el otro, se deben tratar las complicaciones concretas que hayan surgido.

Para reducir la temperatura hay diferentes procedimientos:

  • Lavado continuo con compresas frías.

  • Inmersión en agua fría.

  • Humidificación de la piel con agua fría y exposición a corrientes de aire continuo.

  • Lavado de cavidades serosas con suero frío.

¿Qué hacer si alguien sufre hipertermia o golpe de calor?

Si crees que alguien está sufriendo los estragos del calor, lo primero que debes hacer es quitar a esa persona de la zona de sol y llevarla a una donde se encuentre más fresco. Ofrécele líquidos (no alcohol), preferiblemente agua o zumos de frutas o verdudas.

También es recomendable pasarle un paño húmedo en zonas como muñecas, cuello, axilas... Ya que estas son partes del cuerpo donde la sangre pasa cerca de la superficie de la piel y el frío del paño húmedo puede ayudar a enfriar la sangre. También es importante que la persona que puede estar sufriendo un golpe de calor se tumbe y descanse en un lugar fresco.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente