Los hijos del príncipe William ya tienen equipación de fútbol personalizada

·2 min de lectura
Photo credit: WPA Pool - Getty Images
Photo credit: WPA Pool - Getty Images

La salud mental es uno de los temas protagonistas en la agenda del príncipe William. El duque de Cambridge, que ha viajado a Escocia junto a su mujer, Kate Middleton, a propósito de las actividades y eventos que se están celebrando con motivo del Jubileo de Platino de su abuela, Isabel II, visitó ayer el el Heart of Midlothian Football Club de Edimburgo por una buena causa: conocer en mayor profundidad The Changing Room.

The Changing Room es un programa que lleva a cabo este club de fútbol y que se encuentra dirigido por la Asociación Escocesa para la Salud Mental (SAMH) para utilizar este deporte como una oportunidad de bienestar emocional para sus jugadores.

Durante su visita, el príncipe recorrió el Tynecastle Stadium y aprovechó el momento para hablar tanto con los miembros del equipo como con sus dirigentes, quienes le agradecieron la visita obsequiándole con uno de los regalos más emotivos: una camiseta de fútbol para cada uno de sus hijos -George, Charlotte y Louis-, serigrafiada con el nombre de los mismos en la zona de la espalda.

Photo credit: WPA Pool - Getty Images
Photo credit: WPA Pool - Getty Images

Este emotivo momento se completó además con la explicación del proyecto que dio motivo a la visita, una iniciativa en la que el fútbol se usa como puente para tratar la salud mental de los jugadores y ayudarles a sentirse apoyados por el resto de participantes del equipo. Así quiso manifestarlo el propio William a través del perfil oficial de Instagram que comparte con su mujer, en la que, además de compartir varias imágenes del momento, escribió: "El trabajo de los clubes y sus fundaciones comunitarias para priorizar la salud mental entre los jugadores, el personal y los fanáticos tiene un impacto significativo y que cambia la vida, algo que ha sido un placer ver de primera mano en Tynecastle hoy".

Esta visita llega tan solo horas después de protagonizar uno de los momentos más tiernos que hemos podido ver del príncipe hasta la fecha. Cuando visitaba Kennishead y mientras saludaba al público por sus calles posando, incluso, en fotografías con sus habitantes, recibió amablemente un abrazo de uno de los ciudadanos que lloraba emocionado ante el encuentro.

Photo credit: Princess Diana Archive - Getty Images
Photo credit: Princess Diana Archive - Getty Images

El momento que vivió William recordó a muchas de las que permanecen en el recuerdo de una de las figuras más recordadas de la historia, su madre Lady Di, quien siempre fue cercana y agradable con el público.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente