Los hijos de Harry y Meghan podrán ser príncipes tras la muerte de Isabel II

Todo se remonta a un edicto de Jorge V promulgado en 1917