Los hijos de Harry y Meghan podrán ser príncipes tras la muerte de Isabel II

·1 min de lectura
Los duques de Sussex credit:Bang Showbiz
Los duques de Sussex credit:Bang Showbiz

Los hijos de los duques de Sussex, Harry y Meghan, podrán recibir los títulos de Sus Altezas Reales, es decir, podrán convertirse en príncipes, si así lo desean tras la muerte de la reina Isabel II. Todavía es pronto para conocer la decisión que, en ese sentido, tendrá que tomar la pareja real acerca de dos niños que apenas superan los tres años de edad: Archie cumplió su tercer año de vida en mayo y Lilibet celebró su primer cumpleaños el pasado mes de junio en Londres.

Este cambio en las circunstancias obedece a un edicto que promulgó el entonces rey Jorge V, abuelo de la fallecida soberana, en el año 1917, que establecía que los descendientes directos de un monarca, en este caso los del rey Carlos III, disponían del derecho a ser reconocidos como príncipes y utilizar la fórmula de cortesía que les corresponde, el de altezas reales. Curiosamente, Harry y Meghan renunciaron a tales distinciones cuando abandonaron la primera línea de representación monárquica en 2020.

Técnicamente, y a la espera de confirmación oficial, Archie Harrison Mountbatten-Windsor y su hermana Lilibet Diana serán los primeros príncipe y princesa de Sussex. Por supuesto, sus tíos Guillermo y Catalina también han experimentado un cambio de denominación en su posición real. Los duques de Cambridge son ahora príncipe y princesa de Gales, ya que el hermano mayor de Harry es ahora el heredero directo al trono del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte.