Cómo el hijo de Warren Buffett gastó la única herencia de su padre y por qué no se arrepiente

En esta foto del 19 de enero de 2017, Peter Buffett (izquierda), Warren Buffett y Susie Buffett (hija de Warren Buffett) asisten a la proyección mundial de "Becoming Warren Buffett" de HBO en el Museo de Arte Moderno de Nueva York. (Foto de Charles Sykes / Invision / AP)

Cuando el hijo menor del magnate y gurú de las inversiones Warren Buffett cumplió 19 años, recibió una única herencia familiar: tras la venta de la granja de su abuelo su padre le dio acciones en su compañía Berkshire Hathaway (BRK-A | BRK-B) por valor de 90.000 dólares.

"Era entendible que no debía esperar nada más", contó Peter Buffett, músico y filántropo ganador del premio Emmy, en su libro de memorias de 2010 "La vida es lo que haces".

Cuando recibió la herencia, en 1977, Peter Buffett ya sabía a qué quería dedicarse: a la música.  Había visto cómo sus dos hermanos mayores gastaron rápidamente el dinero, pero él decidió hacer una inversión en su futuro, comprando el mayor de los lujos: tiempo.

Primero dejó la Universidad de Stanford, donde estudiaba, hizo ​​un presupuesto y se mudó a San Francisco, donde "vivió muy frugalmente" en un pequeño estudio, contó en su libro. Sin embargo, sí invirtió en "actualizar y ampliar mi equipo de grabación".

Escribió canciones y experimentó con sonidos y técnicas de grabación, trabajó como pianista y productor musical, y llegó a trabajar gratuitamente, con tal de darse a conocer.

Un golpe de suerte impulsó su carrera

Su gran oportunidad se produjo por pura casualidad, no a través de las influencias de su padre. Un día, lavando lo que describe como su "viejo y horrible auto", y un vecino a quien apenas conocía le preguntó a qué se dedicaba.

"Le dije que era un compositor con dificultades", recuerda Peter, hoy con 62 años, en su libro. El vecino le presentó a su yerno, quien resultó ser empleado de un nuevo canal de cable en busca de melodías publicitarias. Se trataba de MTV. Y ese empleo ayudó al despegue de su carrera.

Trabajó en la partitura de la escena de danza con fuego en la película "Dances with Wolves" (1990), que arrasó en los premios Oscar del año siguiente. Buffett también ha grabado y producido numerosos discos a lo largo de su carrera. Es el copresidente de la Fundación NoVo, una organización comprometida con crear sociedades con mayor igualdad de oportunidades.

Una decisión que le costó mucho dinero

¿Qué habría pasado si el joven Buffett no hubiera vendido las acciones de su padre? Según los cálculos de CNBC, 90,000 dólares de las acciones de Berkshire Hathaway en 1977 valdrían más de $ 200 millones al 6 de mayo de 2020, para un rendimiento total de más del 250.000%.

"Pero no tomé esa decisión y no me arrepiento por un segundo", escribió Peter. "Usé mis ahorros para comprar algo infinitamente más valioso que el dinero: lo usé para ganar tiempo".

Y tomó esa decisión gracias a su famoso padre, quien le enseñó que el objetivo del trabajo no es ganar tanto dinero como sea posible sino ser capaz de hacer algo que amas.

"Soy muy consciente de que [mi herencia] fue más de lo que la mayoría de los jóvenes reciben para ayudarlos a comenzar su vida", reconoce en el libro, pero también apunta que "hay muchas personas que son privilegiadas, ya sea en términos de dinero, apoyo emocional o algún tipo de talento u oportunidad única, pero no comprenden el valor del tiempo y, en cambio, intentan precipitarse hacia su destino" y, como resultado, terminan "trabajando en trabajos que pueden o no ser adecuados para ellos, que pueden o no ser satisfactorios".

"Aprendí más en esos tiempos difíciles sobre mí y mi capacidad de recuperación de lo que hubiera sabido si hubiera tenido un montón de dinero", dijo una entrevista con la cadena de radio pública, NPR, sobre sus primeros tiempos en San Francisco. "Sinceramente, siento que la negativa de mi padre [a dejarme tomar el camino fácil] fue un acto de amor, como si dijera:" Creo en ti y no necesitas mi ayuda".

Artículos relacionados: