El hijo de Elena Furiase ya sigue los pasos de la familia: Así ha sido su primera vez sobre el escenario

Por Diezminutos.es
Photo credit: Instagram

From Diez Minutos

Elena Furiase es actriz de cuna. La joven nació con la fortuna de ser parte del clan Flores, algo que le ha brindado la oportunidad de deleitar al público con su arte. Y de eso, de arte, en su familia, van sobrados. Teniendo en cuenta que los Flores lo llevan en la sangre, no sería de extrañar que el hijo de Elena Furiase siguiera sus pasos... Es por eso que la orgullosa mamá ha decidido que Noah vaya sintiendo en sus propias carnes lo que es estar encima de un escenario, así que, con a penas dos mesecitos de vida, el pequeño ya ha pisado las tablas (bueno, pisado... en brazos de Elena). Un momento muy especial para la familia que no podía ser de otra forma que acudiendo a ver a la mejor de las actrices para ellos, la abuela Lolita. Elena y Noah se subían al escenario antes de que diera comienzo la obra que protagoniza Lolita, en la que se mete en la piel de Fedra. La propia Elena ha compartido el tierno momento en sus redes sociales: “Pisando fuerte las tablas desde chiquito...”. Añade “así nos hemos criado”.

Como bien le comentan muchos de sus seguidores: "¡Qué alegría tener otro artista en la familia!". Y es que el pequeño lo va a mamar hasta de su madrina, que no es otra que su tita Alba Flores... Aunque no hay que precipitarse, quizá Noah prefiera escoger otro camino y dejar eso de la actuación y la música para su familia... Habrá que esperar a que el pequeño crezca un poco y vaya apuntando maneras. Así le sucedió a la propia Elena, que desde bien pequeñita acudía a los platós de televisión con mucho arte a acompañar a su madre, Lolita.

Aunque estamos más acostumbrados a verla en televisión, Elena Furiase también ha probado suerte sobre los escenarios, en los que ha logrado tener mucho éxito. Uno de los personajes más importantes que encarnó, fue el de la princesa Grace Kelly en la obra de teatro ‘El Crimen Perfecto’. Ahora que es mamá está algo más alejada de ese mundo, y es que tiene todas sus energías puestas en el pequeño. "Es duro porque no tienes un libro de instrucciones y no sabes cómo funciona un bebé hasta que lo tienes pero poco a poco, según pasan los días, nos vamos conociendo más, vas viendo sus gestos, las caras que pone cuando llora... y nos vamos entiendo. Es duro, pero es algo maravilloso. Ser madre es una experiencia, y creo que todas las madres estarán de acuerdo conmigo, que te cambia la vida por completo", nos confesaba ella misma.