El hijo actor de Arnold Schwarzenegger no quiere aparecer en las películas de su padre

El hijo de Arnold Schwarzenegger lleva unos años abriéndose camino en el mundo de las series y el cine, manteniendo un perfil bajo y lejos del género de acción que encumbró a su padre. Patrick Schwarzenegger entrenará como su padre y ejercitará la misma profesión, pero quiere labrarse su camino de manera independiente. Tanto que ha rechazado varias ofertas de Arnie para acompañarlo en sus películas.

(Cortesía de Diamond Films)

Es cierto que los hijos de las grandes estrellas de Hollywood nacen con las puertas abiertas de la industria. Cualquiera que quiera seguir los pasos de sus padres tiene acceso directo a directores de castings, cineastas y productores desde la cuna (no olvidemos el caso de Drew Barrymore como ahijada del mismísimo Steven Spielberg). Pero hay algunos que quieren labrarse su camino de forma independiente. Nicolas Cage lo hizo al cambiarse de apellido para desligarse de su tío Francis Ford Coppola, mientras otros como Margaret Qualley, la hija de Andie MacDowell, sigue escalando posiciones a pasos agigantadod, o Scott Eastwood que incluso acordó con su padre que no lo ayudara.

Y Patrick sería uno de ellos.

El joven de 26 años debutó cuando era un niño con papeles de figurante o con poco diálogo hasta que se convirtió en ídolo de adolescentes como el Romeo de Ariana Grande en el videoclip de Right there. Y fue así que, tras aparecer en alguna que otra serie, debutó como protagonista romántico en Amor a medianoche (2018) sobre un amor con una chica que no puede exponerse a la luz del día.

Actualmente compagina su profesión con la de modelo y está a punto de estrenar el thriller Daniel isn’t real, mientras acaba de ser fichado para la serie de Amy Poehler en Netflix. Es decir, no le hace falta recurrir a su padre para tener espacio delante de las cámaras. Ni tampoco quiere. Mis padres apoyan mucho que quiera hacerlo por mi cuenta. No estoy interesado en papeles pequeños en las películas de mi padre” dijo a Metro UK.

No sabemos en qué películas podría haber participado con esos papeles pequeños a los que se refiere, pero lo que sí sabemos es que Arnie se los ofreció. “Él me entiende” afirma sobre el eterno Terminator. “Me pidió que haga algunas cosas y le dije que no”.

“Quiero escalar los peldaños, no que me lo den en bandeja” sentenció.

A pesar de llevar carreras paralelas en géneros distintos, padre e hijo todavía tienen algo que los une constantemente. La estrella de 72 años y su hijo de 26 siguen yendo juntos a entrenar siguiendo la rutina de Arnie: levantarse temprano e ir al gimnasio. “No se permiten teléfonos móviles, entrenas durante 30-40 minutos hasta que terminas” cuenta Patrick sobre la rutina impuesta por su padre. “Pero crecí con ello”.

Más historias que te pueden interesar: