"Hice reformer Pilates dos veces por semana durante un mes, y los resultados me sorprendieron"

·6 min de lectura

Aunque conozco bien los beneficios del reformer Pilates (mayor movilidad, un core más firme y una conexión más profunda de la mente y el cuerpo, por nombrar algunos), no es un pilar en mi rutina de ejercicios. En cambio, durante años, he preferido la emoción inmediata de correr sobre el entrenamiento basado en estiramientos; la facilidad de equiparme y salir a producir endorfinas en solitario.

Pero, con cada vez más personas entusiasmadas con el efecto transformador del reformer Pilates (Adele, Hailey Bieber y Margot Robbie ahora son grandes fans) y mis niveles de estrés y flexibilidad disminuyendo, decidí ver de qué se trataba todo este alboroto.

Y así, me apunté a un mes de reformer Pilates. Esto es lo que sucedió.

¿Qué es el Pilates reformer?

A diferencia del pilates convencional, requiere de un gran equipo: una máquina reformadora diseñada con un sistema de resortes y poleas que brinda resistencia. Tiene una superficie, una barra de pies y plataformas estáticas en la parte delantera y trasera que permite hacer diferentes ejercicios y movimientos.

"La amortiguación, la altura y la inestabilidad del carro rodante con la variedad de resistencia de los resortes permite todo tipo de desafíos de estabilidad que desarrollan una fuerza profunda del core y mejoran el equilibrio y la coordinación", explica la entrenadora personal y fundadora de Heartcore, Jessie Blum. "La máquina trabaja todo el cuerpo, lo que resulta en un método de bajo impacto que integra la respiración con el movimiento y activa los músculos internos del core".

Recuerda: es un entrenamiento de cuerpo completo que trabaja todos los músculos, grandes o pequeños, desde los abdominales frontales profundos hasta el costado de la cintura, la espalda, los glúteos y el suelo pélvico. Tu diafragma también juega un papel integral para mantenerte saludable en movimiento, recuerda Blum. ¿El objetivo? Desarrolla fuerza central, fortalece tus músculos y desafía tu equilibrio y flexibilidad.

¿Cualquiera puede hacer reformer Pilates?

Sí. Tanto los principiantes como los profesionales obtienen los beneficios del reformer Pilates y tú puedes adaptar la práctica y hacerla sencilla si eres principiante. "Puedes hacer lo mismo pero con diferentes tensiones de resorte o diferentes configuraciones, lo que significa que es totalmente adaptable para los principiantes, y cuanto más fuerte te vuelves, más difícil lo puedes hacer", confirma Blum. "Cuando los resortes están en un ajuste más ligero, algunos movimientos son más exigentes para el core, trabajando más duro para controlar y estabilizar el movimiento".

Dado que cada clase de reformer es única y cada entrenador adopta un enfoque diferente, si tienes alguna lesión o problema de salud, vale la pena investigar antes de reservar una clase. Del mismo modo, si tienes alguna molestia en la columna, vale la pena hablar con un profesional antes para evitar empeorar cualquier problema preexistente.

¿Cómo fue mi desafío de reformer Pilates de un mes?

Mi desafío de reformer Pilates tuvo lugar en uno de los estudios reformadores de Londres, Heartcore, un espacio que se enorgullece de hacer las cosas de manera diferente. Con varios estudios en Londres, el entorno en sí mismo es suficiente para atraer a cualquiera (interiores elegantes e iluminación tenue con máquinas reformadoras de alta tecnología), pero el atractivo radica por completo en la práctica y los entrenadores personales expertos que se basan en el Pilates y el yoga tradicionales para crear innovadoras clases dinámicas de pilates.

Reservé dos clases de una hora a la semana (que, para vuestra información, es mucho para mí) durante un mes para ver si obtendría beneficios físicos y mentales.

¿Qué pasó cuando probé el reformer Pilates por primera vez?

Al llegar por primera vez al estudio de St John's Wood, me sentí nerviosa. No solo soy una completa principiante, sino que habían pasado varios años desde que me uní a una clase grupal de ejercicios. Y estoy segura de que algunas de vosotras estaréis de acuerdo en que las máquinas reformer intimidan bastante. Me pregunté: "¿Qué tan difícil puede ser?". Resultó serlo, y mucho.

Durante mi primera clase dinámica de Pilates, realicé movimientos lentos y precisos, mi core ardía y mi corazón se aceleraba, y me sentía fuera del unísono con el resto de la clase. Hubo sentadillas y estocadas; perros boca abajo y ranas. ¿Cómo me sentí después? Increíble.

5 cosas que aprendí cuando probé el reformer Pilates

1.El reformer Pilates es duro pero merece la pena

No hay forma de endulzar el hecho de que el reformer Pilates es duro. Es el tipo de entrenamiento después del cual te sientes físicamente agotada pero igualmente llena de energía. No solo los movimientos son más fáciles después de un par de sesiones (también te recomiendo hacer una sesión junto a un entrenador personal para que puedas comprender mejor los movimientos), sino que produce resultados mucho más rápido de lo que esperaba.

Después de aproximadamente tres semanas, mis brazos parecían más definidos (rara vez entreno la parte superior de mi cuerpo, lo que probablemente contribuya a la razón por la que noté una ligera diferencia tan pronto, pero es probable que esto también se deba a un bombeo muscular: cuando la sangre corre a los músculos para repararlos, lo que los hace parecer más definidos, pero esta apariencia no dura). Mis niveles de energía también eran notablemente más altos, lo que me lleva al siguiente punto.

2. El reformer Pilates aumenta tus niveles de energía

Por alguna razón, no había imaginado que el reformer Pilates me diera el mismo tipo de emoción que tengo al correr. Pero realmente lo hace. Sin embargo, al contrario de correr, me sentía llena de energía después de cada sesión sin ese adictivo subidón; en cambio me sentí tranquila, motivada y positiva.

3. El reformer Pilates es bueno para las articulaciones

Recorrer las calles semanalmente y una media maratón reciente han dejado mis pobres articulaciones en mal estado. ¿Y sabes lo que no ha ayudado? No hacer los estiramientos adecuados y yoga después de acabar. Después de algunas sesiones de reformer Pilates, noté que mis rodillas me dolían menos, lo cual es una gran victoria. Esto se debe a su naturaleza de bajo impacto: fortalece las articulaciones y los músculos circundantes sin ponerlos bajo ninguna presión, lo que permite que cualquiera que necesite recuperación lo haga.

4. El reformer Pilates hace maravillas para el cuello

Los estiramientos y el trabajo de respiración involucrados en el reformer Pilates realmente me ayudaron a aliviar la tensión muscular en el cuello causada por mirar pantallas durante tanto tiempo (hola, "cuello tecnológico") y el estrés. "Cuando nos aferramos al estrés y la tensión, la respuesta fisiológica del cuerpo es hincharse en el área del estómago y tensar el cuello y los hombros", explica Blum, razón por la cual el trabajo de respiración y de fuerza en el core son tan importantes.

5. Puedes combinarlo con estiramientos en casa

El reformer Pilates es increíble, pero puede ser costoso practicarlo regularmente todas las semanas. Me gusta el hecho de que puedes coger algunos aprendizajes y aplicarlos a un entrenamiento en casa. Por ejemplo, usar un aro de Pilates para desafiar tus abdominales sobre una esterilla.

Esto es exactamente lo que haré ahora que he completado mi desafío de reformer Pilates: una clase semanal y un entrenamiento de Pilates en casa de ahora en adelante. ¿Quién prefiere correr?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente