Hice la prueba y el bikini rojo de Oysho sí estiliza la figura

·4 min de lectura

Apenas llevamos unos días de verano y ya hay firme candidato a reinar en el terreno de la moda baño. Muy pocos chapuzones han bastado para que Oysho haya conseguido que sea un bikini muy concreto de su catálogo el que se convierta de la noche a la mañana en el más buscado. Y eso que su colección de esta temporada es tan sumamente amplia que tiene modelos que bien merece la pena tener en cuenta. Diseños muy originales con tejido de efecto toalla, otros mega escuetos que nada dejan a la imaginación, otros repletos de cuadros vichy -estampado en plena tendencia donde los haya-, otros que juegan con los volantes, otros de corte retro... pero, de entre todos ellos, es uno minimalista de ardiente color rojo el que es el gran favorito de Instagram

Haz la prueba, escribe en el buscador de la red social el nombre de la firma, vete a las publicaciones en las que ha sido etiquetada la marca del grupo Inditex y en unos segundos verás como hay al menos una decena de mujeres han compartido instantáneas luciendo con este conjunto que apenas lleva unos días a la venta -las influencers Grace Villareal y Sara Baceiredo, entre ellas-. Vamos, que de tanto verlo me entraron unas ganas locas de probarlo... y caí. 

Me decidí a comprarlo por un conjunto de factores que lo vuelven irresistible. En concreto, de algo tan insólito como es el hecho de cumplir a rajatabla con los 5 requisitos fundamentales que le pido a este tipo de piezas

  1. Que siente bien

  2. Que resulte cómodo

  3. Que sea de carácter sostenible

  4. Que tenga buena relación calidad-precio

  5. Que sea bonito

El primero de mis requerimientos es evidente. Todas queremos que un bikini que nos favorezca y, por tanto, saque nuestra mejor versión. En este caso lo consigue gracias a estar formado por una parte superior triangular sin aro ni apenas costuras que lleva tirantes ajustables y tiras en la espalda para adaptarse mejor al pecho; y, sobre todo, a una braguita de cintura alta que estiliza la figura al máximo. 

Hice la prueba y el hecho de cubrir más allá del ombligo sí permite conseguir un efecto reductor increíble, al mismo tiempo evoca una elegancia clásica inigualable y enlaza con el segundo punto de nuestra lista de prioridades, el de la comodidad. Porque por mucho que nos hayamos empeñado durante años en llevar pantalones y faldas de talle bajo, si algo hemos aprendido con la madurez es que el confort se siente mucho mejor con la barriga cubierta. Únele ese aire de diva de los años 40 que te hace sentirte cual Rita Hayworth cuando te enfundas en él y entenderás mejor de lo que hablo. 

American actress Rita Hayworth (1918 - 1987), circa 1950.  (Photo by Silver Screen Collection/Getty Images)
American actress Rita Hayworth (1918 - 1987), circa 1950. (Photo by Silver Screen Collection/Getty Images)

Puede que muchas no contempléis el tercer punto que señalo en las condiciones a la hora de ir a elegir traje de baño, pero para mí ha pasado a ser fundamental. El hecho de que esté confeccionado a base de poliamida reciclada, un tejido sostenible con el que la firma trata de reducir el impacto medioambiental merece la pena ser tenido en cuenta aunque eso implique un mayor desembolso. Aunque en este caso ni siquiera esto último sucede porque las etiquetas de ambas prendas -se venden por separado- marcan 17,99 euros el top y 15,99 euros la braguita

¿Y qué supone esto? Pues que el cuarto apartado que enumero está en lo cierto, la calidad-precio encaja porque no llega a 34 euros lo que me tuve que gastar para saber que me voy a sentir muy bien en una jornada de piscina o playa este verano. Hay otras firmas como Eres, All Sisters o Etam por ejemplo, que cuentan con múltiples diseños en esta misma línea que se adaptan como una segunda piel y son realmente tentadores, pero los tuve que descartar porque suponen una mayor inversión y no estaba convencida de que la braguita ancha era para mi.

Llegados a este momento tal vez ni siquiera necesitas que te expliquemos por qué la última de nuestras condiciones, que sea bonito, también la satisface. Más que nada porque salta a la vista. Lo más evidente es su intenso tono rojo, ese que dicen es el que es capaz de favorecer a cualquiera que lo luzca porque te hace sentir atractiva y poderosa en cualquier circunstancia. De modo que aquí no hay lugar a discusión de ningún tipo porque, como decía el diseñador norteamericano Bill Blass: "Cuando dudes, viste de rojo". 

Más historias que te puedan interesar

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente