El híbrido entre camiseta y vestido lencero que cuesta casi 1.000 euros

Cuando Demna Gvasalia llegó a Balenciaga en 2015 para sustituir a Alexander Wang como director creativo, investigó la forma de trabajar con las mujeres de Cristóbal Balenciaga. ¿Su objetivo? Averiguar cómo el modisto español consiguió observarlas con una perspectiva de 360 grados. "Una vez que visité el archivo y descubrí ese elemento, nunca volví ahí. Es importante conocer el pasado con el fin de sentir el futuro", explicó Gvasalia a la revista. i-D. Lo que está claro es que sus creaciones son tan rompedoras como las que en su día confeccionó el icónico fundador de la maison. "He encontrado muchas conexiones entre mi experiencia y la de Cristóbal, como personas, como creadores. Siempre me ha resultado muy complicado desarrollar mi carrera en la moda porque vengo de ‘la nada’", reconoció Demna a Vogue. En este sentido, seguro que sus híbridos entre camiseta básica y vestido lencero no te dejan indiferente. Y es que, al margen de que te gusten más o menos, no son precisamente para todos los bolsillos. "Yo no estoy interesado en la provocación, pero a menudo lo que hago sí genera ese efecto. La sociedad y la industria de la moda son muy rígidas y, cada vez que empujo esos límites, suscito una reacción", añadió el diseñador a esta última publicación.

Más historias que te pueden interesar: