El hibisco: descubre sus características, propiedades y cómo cuidar sus bellas flores

·4 min de lectura
Photo credit: Getty Images
Photo credit: Getty Images

El hibisco, de la familia de las malváceas, es una planta procedente de Asia y con más de 220 variedades diferentes. Se distingue por la belleza de sus flores que, según la variedad, pueden ser sencillas o dobles. Tienen forma de trompeta, cinco pétalos de color rojo la mayoría de las veces, aunque pueden ser también blancas, rosadas, moradas o amarillas. El hibisco está llamado a ser uno de los arbustos más bellos de tu jardín.

Las propiedades curativas del hibiscus son tan potentes como sus espectaculares flores.

Algunas, de especies híbridas, llegan a medir 20 cm de diámetro. Las dos más comunes son la Rosa de la China, o hibiscus común, cuyas hojas y flores son comestibles, y la rosa de Siria o hibiscus syriacus. Este último es algo más pequeño y resiste mejor el frío, aunque sus propiedades son similares. Cuidado con dejar crecer mucho esta planta tropical, porque el hibisco amarillo puede convertirse en una de las plantas invasoras de tu casa.

  • ¿Cuándo florece esta planta? La floración en climas continentales se produce en verano y en climas tropicales y subtropicales durante todo el año.

  • ¿Es recomendable podar el hibisco? Una buena poda aumenta la floración de esta planta. Hazla a comienzos de primavera, aunque en los ejemplares adultos lo mejor es recortar solo los tallos estropeados y los que sobresalen para darle buena forma.

  • ¿Qué tipo de suelo necesita esta planta con flor? El hibisco precisa un suelo bastante húmedo, bien drenado, a ser posible que sea fértil y rico en materia orgánica.

  • ¿Cuándo cambiar la maceta? El mejor momento es en primavera. Pero no conviene pasar la planta a una maceta grande, porque si el hibisco está demasiado holgado sólo dará hojas. Se transplanta cuando veas que las raíces empiezan a estar apretadas o que salen por el agujero del drenaje, es el momento de cambiar a otra maceta más grande.

  • ¿Dónde crece mejor el hibiscus? En verano, conviene poner la maceta en el exterior, a primera hora del día, y luego situarla en la sombra durante las horas más calurosas del día, siempre protegida del viento. En invierno, lo ideal es tenerla en un ambiente fresco, alejada de la calefacción.

Photo credit: D.R.
Photo credit: D.R.

Cuidados del hibiscus

Esta planta decorativa con flor necesita estar en un lugar muy iluminado, le puede dar directamente la luz del sol, eso sí, evitando siempre las horas centrales en verano. En cuanto a la temperatura, lo ideal para el hibisco está entre los 13ºC y los 21ºC. No soporta el frío ni sobrevive a las heladas.

En primavera y verano, el hibisco necesita regarlo cada tres o cuatro días, procurando que la tierra esté siempre húmeda pero teniendo mucho cuidado de no encharcar la planta. También es conveniente pulverizar las hojas con cierta regularidad. Cuando llega su floración, abona con fertilizante líquido para plantas de flor una vez al mes.

Propiedades del hibisco

Según la sabiduría popular, el hibisco común es muy hidratante ya que es muy rico en mucílagos. Un par de curiosidades, con las ramas y los tallos tiernos se producen fibras que luego se utilizan para hacer papel; y el jugo de sus pétalos sirve para fabricar el tinte negro utilizado en los zapatos.

Es tan beneficioso, que puedes probarlo en forma de sorbete: ¿has probado el granizado de hibiscus? Es una bebida casera muy refrescante, perfecta cuando llegan las temperaturas altas del verano. Sin embargo, si necesitas mejorar el tránsito del aparato digestivo y reduce la acidez, solo tienes que probar los beneficios del té de hibisco, que se elabora al sumergir una cucharita de flores secas en agua hirviendo y también es capaz de templar el cuerpo y produce un efecto relajante.

El hibisco tiene más propiedades curativas, como prevenir gripes, catarros o enfermedades del aparato respiratorio cuando inhalas los vahos de vapor de esta planta.

Enfermedades del hibisco

Las hojas sanas son el mejor síntoma de la salud de las plantas, tanto en el hibisco de jardín como si tienes esta planta tropical en macetas, pero también son las encargadas de avisarnos si aparecen enfermedades y plagas.

  • Cuando los brotes tienen pústulas. El hibisco sufre roya y necesita que la pulverices con cobre.

  • Si las hojas presentas manchas blancas y marrones. Indica que hay hongos. Quita con cuidado y quema todas las hojas afectadas y aplica un fungicida.

  • Cuando observas que las raíces tienen podredumbre. Está causada por un exceso de humedad. Deja que se seque la tierra y espacia los riegos.

Photo credit: D.R.
Photo credit: D.R.
  • Si las hojas tienen manchas negras y moho gris. La planta tiene botritis. Tienes que lavr con mucho cuidado el follaje y aplicar después un fungicida en las hojas.

  • Cuando el follaje adquiere un tono amarillo. Sucede cuando hay un exceso de riego o la planta tiene carencia de hierro. Aplica un abono específico.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente