Herramientas emocionales para gestionar la angustia del aislamiento

Gtresonline

El ser humano es un ser social por naturaleza y la limitación de contacto con nuestros seres queridos puede resultar muy difícil para muchos. La crisis del coronavirus ha llevado al Gobierno de nuestro país a tomar medidas extremas para tratar de contener la propagación del virus. El aislamiento no es algo agradable y puede generar mucho malestar psicológico, así como terminar generando situaciones de ansiedad y estrés en muchas personas. No obstante, debemos aprender a llevar nuestro particular encierro de la mejor manera posible, entendiendo que estamos ante una situación con fecha de caducidad y que es necesaria por el bien común.  

Lee también: Consejos para relajarte rápidamente si sientes ansiedad

Exceso de información

Para evitar este tipo de situaciones, existen determinadas pautas y consejos que pueden hacer mucho más llevadero el aislamiento. Por ejemplo, es importante evitar la sobreinformación. Los medios de comunicación están constantemente hablando del tema, algo que puede generar mucha ansiedad. En este contexto, será fundamental escoger una franja horaria para informarnos –en el caso en el que queramos hacerlo- y, el resto del tiempo, nos mantendremos ocupados realizando cualquier tipo de actividad.

Establecer una rutina

Es necesario que aprendamos a estar tranquilamente sentados, con nosotros mismos y en una sola habitación. Los primeros días serán los más fáciles de llevar, conforme vaya pasando el tiempo es normal que aumente la sensación de agobio. En este sentido, las rutinas son muy importantes y, aunque nos pasemos la vida tratando de 'huir de ellas', un horario marcado y un planning establecido nos ayudará a mantenernos ocupados durante buena parte del tiempo.

También es recomendable utilizar nuestro tiempo en casa para fomentar nuestra faceta más creativa y mantenernos activos. Así, además de practicar ejercicio físico diario para liberar tensiones y generar endorfinas, podemos aprovechar para aprender a tocar un instrumento o darnos a las manualidades. Además, para evitar situaciones de malestar emocional, trataremos de apoyarnos en nuestros seres queridos y de utilizar todos los recursos que encontremos a nuestro alcance de la mano, aprovechando las nuevas tecnologías para tener contacto con nuestros familiares y amigos.

- Leer más: Realiza tu propio atrapasueños para mantener 'a raya' las malas energías

yoga

Meditación

Otra de las pautas fundamentales que debemos poner en práctica durante el aislamiento es la meditación. Gracias a ella y a las técnicas de mindfulness conseguiremos despejar la mente de todo aquello negativo, atraer lo positivo y alcanzar el bienestar físico y emocional. Esta terapia de atención plena puede convertirse en una gran herramienta y darte la motivación necesaria para afrontar la situación de la manera más optimista posible. El Yoga, por otro lado, está ligado a la meditación, por lo que practicar esta disciplina durante al menos media hora al día también puede ayudarte mucho a estar bien tanto física como mentalmente.

Busca un lugar de la casa y conviértelo en tu rincón especial. Aromatízalo con alguna fragancia suave y delicada que te ayude a relajarte y pon algo de música que te ayude a alcanzar ese estado de trance. El sonido de la lluvia, de los pájaros en el bosque, el chisporroteo de las llamas de una chimenea, el susurrar de las olas… en Internet encontrarás multitud de playlists con canciones, solo tienes que encontrar la que mejor se adapte a ti y la que mayor sensación de bienestar te produzca.