Herpes labial: trucos prácticos para tratar y tapar esa molesta calentura

El estrés, cansancio o exposición excesiva al viento o sol provocan su aparición. Este virus, que se mantiene latente y nunca abandona el cuerpo, afecta a 13 millones de españoles

El verano es en general una época en la que se puede sufrir más herpes labial. Pero se aconseja usar cremas, bálsamos o un cacao labial con protección solar durante todo el año; aunque te encanten, las vaselinas de sabores no cumplen la misma función. (Foto: GEtty)

El virus que provoca el herpes labial (VHS-1) es altamente contagioso y puede pasar de persona a persona por la saliva, compartir vasos, toallas etc. Una vez se tiene el virus, los factores desencadenantes principales de la aparición de un brote de herpes labial pueden ser el estrés, cansancio o exposición excesiva al frío, viento o sol.

Este virus, que se mantiene latente y nunca abandona el cuerpo, afecta a 13 millones de españoles. EN concreto, el 80 por ciento de la población española que sufre de herpes labial asegura tener entre uno y dos al año, según datos de un estudio de Ipsos Omnibus para GlaxoSmithKline Consumer Healthcare.

Aliméntate bien y descansa para que el estrés no provoque la salida del herpes labial. (Foto: Getty)

¿Qué es el herpes labial?

El herpes labial se conoce comúnmente como calentura y es el resultado de una infección vírica muy contagiosa y frecuente. El virus que lo provoca es el virus del herpes simple 1 (VHS-1).

Se trata de una infección que suele aparecer en forma de protuberancias rojas o ampollas alrededor de los labios. No hay que confundir el herpes con las llagas, estas son semejante a las burbujas -de color blanco-, y aunque son molestas y dolorosas, no tienen peligro de contagio.

El virus VHS-1 no tiene cura, ya que tras la primera infección el virus no se puede erradicar. Si bien, en la mayoría de los casos permanece inactivo en el sistema nervioso e inaccesible al sistema inmunitario del organismo, hasta que se reactiva.

Sabrás que empieza a manifestarse al sentir un hormigueo en los labios. En el caso de no tratarlo, el herpes evoluciona a lo largo de cinco fases durante ocho y diez días. Aunque hay casos en los que puede durar hasta dos semanas.

Poco a poco, se formará una ampolla, que posteriormente evolucionará a úlcera y remitirá hasta dejar una ligera hinchazón residual.

Para evitar que salga

Para evitar su aparición debes intentar reducir el estrés, aplicar bálsamo hidratante a diario (varias veces al día) y llevar una vida saludable en cuanto a alimentación, deporte y horas de sueño.

El cosquilleo o un picor leve en la boca suelen ser las primeras manifestaciones del herpes labial, en cuanto lo sientas deja de compartir vasos, cubiertos o pajitas con otras personas y...

Actúa cuanto antes

Aunque no tiene cura, sí pueden aliviarse los síntomas del herpes labial y tratarlos para reducir el tiempo de curación. Si quieres evitar que se agrave y que se vuelva muy molesto o sea muy visible, empieza a tratarlo desde su fase inicial.  

En el momento en que lo notes, hazte con un jabón de manos antibacterias para que no te autocongies el herpes y ponle remedio con cualquiera de estas opciones:

  1. El hielo o el ajo (machacado) pueden ayudarte a aliviar las molestias. El frío ayuda a disminuir el enrojecimiento y alivia temporalmente, mientras que la pasta de ajo aplicada directamente sobre la herida reducirá el escozor.

  2. Prueba con el aceite del árbol de té, que es antiinfeccioso, lo que puede acortar el proceso.

  3. También puedes usar usar una crema, bálsamo o apósito de venta en farmacia para cubrir, proteger y reducir las molestias de las calenturas. Tienes apósitos líquidos tipo Urgo Calenturas, cremas como Zoviduo -de acción antiinflamatoria (hidrocortisona) y antiviral (aciclovir) que detiene el virus y reduce la inflamación- o labiales como los de la gama ISDIN Reparador Labial, que incluye ácido hialurónico, el hidratante óptimo para la piel que capta 1.000 veces su peso en agua, vitamina E y manteca de Karité, que repara y nutre la piel en profundidad.

  4. Y si quieres disimularlo puedes ponerte parches o tiritas como Normolabial o Compeed Calenturas Invisibles, que además de llevar medicamento que alivia y reduce la hinchazón, suelen ser de un color parecido a tu tono de piel, por lo que no parecerá que tengas nada.

  5. Si el dolor es muy agudo, puede tomarse un analgésico oral, como ibuprofeno o paracetamol.

  6. Si lo prescribe tu médico o te lo aconseja el farmacéutico, puedes usar un antiviral, como el aciclovir (penciclovir o docosanol), que reduce el tiempo de duración del herpes. Estos medicamentos pueden encontrarse en forma de crema de aplicación tópica o de tratamiento oral.

  7. Recuerda que debes evitar las bebidas muy calientes y los alimentos picantes, salados y ácidos, ya que pueden molestar en la herida.

Para detener el contagio y su extensión:

  • No lo toques.

  • Mantenlo limpio.

  • No beses a los demás.

  • No compartas nada que esté en contacto con tu saliva (toallas y almohadas tampoco).

  • Reconoce el hormigueo para actuar desde el primer momento.

  • Evita los factores desencadenantes.

  • Extrema la precaución para evitar el contagio, sobre todo en niños.

Si el herpes dura más de 10 días o si tienes más de una calentura en un mes,  acude al médico para que te haga una analítica por si pudieras tener las defensas bajas.

Cuando haya desaparecido y evitar que quede cicatriz utiliza aloe vera en gel. Eso sí, hazlo cuando las ampollas hayan cedido y solo quede la costra.

Más historias que pueden interesarte:

Llagas en la boca: qué indican y cómo curarlas

Cómo evitar que te salga (otra vez) una calentura

¿Dónde se manifiestan los primeros indicios de muchas enfermedades?