'Hermanos', resumen del último capítulo (31) de esta semana en Antena 3: Un trato es un trato

hermanos
'Hermanos': resumen del capítulo 31 en Antena 3Productora

La semana pasada, en los capítulos de Hermanos, Ömer se puso manos a la obra para descubrir quien provocó el accidente de su hermano, mientras que Ogulcan se metió en un grave lío por culpa de Harika y la situación de Melisa se agravó. En el episodio 31 de esta semana en Hermanos, Sengül encontró un teléfono con la pantalla destrozada en casa de los Atakul y, creyendo que no le servía a nadie, se lo llevó para que se lo arreglase y poder quedárselo. No sospechaba que el móvil pertenecía del testigo que vio el accidente de Kadir y que dentro del aparato se encontraba el vídeo del terrible suceso, pero pronto lo descubrió.

Por otro lado, se acercaba la fecha del examen para las becas escolares. Solo los que aprobasen podrían solicitar la ayuda para seguir estudiando en el elitista colegio. Ömer ayudó a Aybiké, a Ogulcan, a Harika y a Asiye a estudiar. La mañana de después, todos se presentaron a la prueba. Harika sacó un papel en el que le pedía a Ömer que le chivase una de las preguntas. El profesor les pilló y la chica echó la culpa a su hermano, quien se quedó sin poder terminar el examen y, por lo tanto, sin la ansiada beca.

Cuando Süsen se enteró, decidió ayudar. Convenció a Ogulcan para hacer una colecta entre el resto de alumnos y así obtener el dinero necesario para pagar la colegiatura de Ömer. Hasta Tolga puso dinero. Finalmente, lograron recaudar suficiente para que el adolescente pudiera quedarse en la escuela. Por su parte, el resto de los examinados consiguieron superar la prueba, salvo Harika, que suspendió con un 4´5. «Todo mal acto tiene su castigo», dijeron Asiye y Aybike.

Mientras tanto, Nebahat se puso feliz al recibir una llamada desde Ginebra. Los médicos le habían dicho que Melisa había vuelto a comer y parecía que se está recuperando. Sin embargo, su dicha duró poco, pues la joven sufrió una nueva recaída.

Aybiké sufrió el rechazo de Ayla, la madre de Berk

Por otra parte, Süsen siguió sintiéndose muy culpable por lo ocurrido con Kadir. Sobre todo, ahora que lo siente por Ömer es algo más que una amistad. Kaan se dio cuenta y se lo comentó a Akif: «Tengo miedo de que termine abriendo la boca». El malvado empresario le pidió a su hijo que mantuviera vigilada a la chica y evitase que hablara.

Berk conversó con Aybiké y Ogulcan y les invitó a pasar la tarde en su casa. El chico presentó a su compañera como su novia ante su madre Ayla. Esta quedó encantada con la chica. No obstante, se quedó de piedra al saber que se trataba de la hija del conserje del instituto. Ogulcan, que escuchó a la mujer hablar pestes sobre su hermana con la empleada, se lo contó a Aybiké, que quedó destrozada. Por su parte, Berk le pidió a su madre que no se metiera con su pareja: «Ella es una persona excelente y muy buena».

Cerca de allí, Sengül cotilleó su móvil nuevo y descubrió el vídeo del accidente de Kadir. En él se veía a Akif al lado del cuerpo de su sobrino. Furiosa fue a pedirle explicaciones a su pérfido jefe. Este último no tuvo más remedio que contarle a Sengül cómo se sucedió la muerte de Kadir y quien fue la persona que conducía el coche contra el que chocó. Después, le ofreció dinero para que se lo diese a los hermanos Eren a cambio de su silencio. Sengül, pensando en sus necesitados sobrinos, aceptó. Luego, lloró, amargamente, ante la tumba de Kadir.