'Hermanos', avance semanal de los capítulos 25 y 26 en Antena 3: Maldad sin límites

·2 min de lectura
Photo credit: Productora
Photo credit: Productora

La semana pasada, en los capítulos de Hermanos, Ömer salvó a Suzan de morir atropellada, mientras que Sengül pagó cara su ambición. En los últimos episodios 25 y 26 de Hermanos, Ömer se recupera en el hospital del atropello. El joven, solamente, tiene un brazo roto, por lo que es dado de alta enseguida. Nebahat, tras confesarle a Akif lo que hizo, llega hasta casa de los hermanos Eren y se disculpa con Ömer. “Fue un accidente, nunca quise hacerte daño”, dice con fingida preocupación. Suzan, que está presente, le deja claro a su enemiga que no cree ni una sola palabra y si no la denuncia es por evitar un escándalo: “Sé que querías matarme, pero para tu mala fortuna, mi hijo se interpuso y me salvó la vida”.

Al día siguiente, Ömer, ya repuesto del todo, va al colegio. Allí tiene una conversación con Harika y Suzan. Esta última, rompe el documento que el adolescente firmó y por el cual renunciaba a sus derechos. “Me gustaría que me dieras la oportunidad de conocerte”, dice Suzan. El chico acepta y, también, accede a ir esa misma noche a cenar a su casa.

Sengül se muda con la familia Atakul

Por supuesto, la velada no transcurre en armonía. Harika siente unos celos irrefrenables al ver la buena relación que ahora tienen su madre y su recién aparecido hermano. La joven monta un escándalo, incluso, se autolesiona y acusa a Ömer de haberla golpeado. Suzan, que no ha presenciado la escena, ve a su hija sangrando por la cabeza y confía en su palabra. “¿Qué le has hecho a mi pequeña”?, grita furiosa.

Por otro lado, Kadir ha decidido retomar sus estudios y Melisa se ha ofrecido a ser su profesora particular. El chico está encantado con la compañía de su pretendienta, aunque se siente fuera de lugar cuando conoce a alguno de sus amigos y teme que la diferencia de clases termine por separarles.

A su vez, Sengül ha abandonado su casa después de la última discusión con Orhan y se ha marchado a vivir a la mansión de los Atakul como interna. Aybike y Ogulcan le piden a Orhan que perdona a su madre, pero este se niega: “Hasta que no deje a un lado tanta ambición, no”. Mientras, Nebahat descubre a Melisa paseando con Kadir y descubre que este es el chico que tanto le gusta.