La hermana de Meghan Markle denuncia ahora que sufre ciberacoso

HOLA.COM

Tras un tiempo alejada del foco mediático, Samantha Grant, hermana de Meghan Markle, vuelve a estar en el centro de la polémica. La estadounidense, que fue denunciada el año pasado a la Policía por sus implacables comentarios en Twitter sobre la duquesa de Sussex, se ha quejado ahora de ser víctima de acoso en internet. Así lo ha dicho en una entrevista concedida al canal Fox 13, que se ha emitido días después del documental de televisión en el que los duques de Sussex contaban la presión mediática que sufrían desde que Meghan había entrado a formar parte de la Familia Real y se había convertido en madre.

VER GALERÍA

meghanharry-gtres

“Puede ser abrumador”, dijo Samantha refiriéndose a los trolls (personas de identidad desconocida que publican mensajes provocadores con la intención de molestar) que han estado compartiendo información personal, incluida su dirección y otros datos personales en Twitter. “También hay personas mentalmente inestables que lo llevan a un nivel realmente irracional, amenazan y pasan todo el tiempo obsesionándose las 24 horas por mí”, reveló.

Sin embargo, desde que saltó la noticia del compromiso de Meghan y el príncipe Harry, Samantha ha tuiteado implacablemente sobre su familia. Culpó a la Duquesa por engañar a su padre y a otros familiares y la llamó “inhumana” y “Duquesa de las tonterías”, mientras calificaba al nieto de Isabel II de “hámster” y “cobarde”.

VER GALERÍA

meghan-gtres2

Pese a estos descalificativos, Samantha se trasladó de Florida, donde reside, al Reino Unido durante la boda de los Duques, que tuvo lugar el 19 de mayo de 2018, para acercar posturas con Meghan, pero fue ignorada. Desde entonces su postura ha cambiado y considera que ambas deberían tener un comportamiento “de adultos”. “Realmente necesitamos ser adultos y aceptar no estar de acuerdo” a la vez que criticó que las críticas de internet se hagan de manera anónima.

VER GALERÍA

samantha-gtres

Samantha ha denunciado ante la Policía de Florida este ciberacoso, aunque también ha sido objeto de quejas de otros residentes que consideran que la campaña contra Meghan que inició está más allá de los límites. La oficina del sheriff del condado estadounidense de Polk confirmó a principios de este año que habían recibido quejas sobre ella y que era parte de una investigación larga y amplia.

Sin embargo, Samantha ha negado que esté obsesionada con su hermana y pretende acallar a los que aseguran que está en una lista de personas que la Policía de Londres considera que son un peligro potencial para la Familia Real.