Los herederos de Prince ganan demanda contra una marca de bebida energética

·1 min de lectura
Prince credit:Bang Showbiz
Prince credit:Bang Showbiz

“Purple Rain" es una de esas frases que sólo pueden asociarse a Prince y la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos está de acuerdo. Por ello, un foro de justicia ha dictaminado que Bang Energy no podía registrar los derechos de la marca "Purple Rain", dando la razón al patrimonio de la difunta estrella del rock en el sentido de que el término apunta "única e inequívocamente" a él.

"Los consumidores que encuentren la marca del solicitante, cuando se utilice en relación con sus productos, presumirán una conexión entre 'Purple Rain' y Prince", dictaminó el juez.

La sentencia citaba además una encuesta en la que se preguntaba a los participantes qué les venía a la mente cuando veían la frase "Purple Rain". El 63% respondió "Prince", la película musical de 1984, el álbum del mismo nombre o su canción titular.

El director general de Bang Energy, Jack Owoc, dijo a Billboard que era "un gran fan" de Prince y que había optado por no seguir adelante con la disputa. "Respetamos mucho a Prince y a su patrimonio y no vamos a 'aguarles la fiesta'. Tal vez podamos negociar un acuerdo en el futuro que sea mutuamente beneficioso para ambas partes", declaró.

Londell McMillan, abogado y mánager del cantante durante muchos años, añadió: "La música, el arte y las marcas de Prince ocupan un lugar especial en nuestra sociedad y cultura. Purple Rain es una marca de Prince conocida en todo el mundo. Por favor, respeten estos activos únicos o sufran por su cuenta y riesgo".