Helen Mirren planta cara al acoso sexual callejero tras sufrirlo casi a diario

Valeria Martínez
·3 min de lectura

Helen Mirren quiere formar parte del cambio y levanta la voz para dar visibilidad a las consecuencias que padecen las mujeres con el acoso sexual más cotidiano: el acoso callejero. Y para ello la ganadora del Óscar ha optado por dar su propio testimonio, compartiendo con el mundo que llegó a sufrir acoso sexual “casi a diario” y que un hombre expuso su desnudez delante suyo, en un tren, cuando tenía apenas 13 años.

Y a sus 75 primaveras dice sentirse “enfadada” por haberse sentido “reprimida” todos días que se quedó en casa leyendo libros como única forma de sentirse segura.

Helen Mirren (Agence/Bestimage; Gtres)
Helen Mirren (Agence/Bestimage; Gtres)

Helen Mirren está harta. Dice que cada mujer que conoce ha vivido el acoso y que siempre le pareció increíble que nadie hablara públicamente al respecto. Y por ello ha decidido ser una de las estrellas que levantan la voz a través de la campaña contra el acoso liderada por la marca L’Oréal Paris.

Fue horrible” comentó la protagonista de La reina (2007) en declaraciones recogidas por Mirror sobre una de las primeras experiencias de acoso sexual que vivió con 13 años. Fue en un tren cuando un desconocido le expuso sus genitales. Lo hacen porque las chicas jóvenes son vulnerables […] Sucedía casi a diario, ya fueran frases de ligue, que me siguieran, ser cosificada. Hombres exponiéndose físicamente… era extremo. Eso me pasaba al menos una vez al mes, a veces más” declaró.

Precisamente esta confesión la hizo a Sunday TODAY en 2018 cuando dijo que los hombres exponían sus partes ante ella con frecuencia. “Cuando tenía entre 16 y 23-24, los hombres se exponían con frecuencia, diría que una vez a la semana… en el metro, el tren, el autobús, caminando por la calle…” (vía IndieWire). 

Ahora, asegura que le llamaba mucho la atención que otras mujeres le confesaran vivir el mismo tipo de situaciones. “A cada mujer que conozco lo ha pasado. Eso significa que existe un número enorme de hombres haciéndolo, y siempre me sorprendió que nadie hablara de ello” añadió.

Mirren confiesa que a medida que pasaba el tiempo, se sentía más “enfadada” al ver que el acoso no cesaba, llegando a “reprimirse” a la hora de disfrutar de sus descansos. Declaró que a lo largo de sus 20s pasó muchos días sentada en su habitación de hotel leyendo libros en lugar de salir a divertirse, con la única intención de evitar el acoso.

En su opinión, los hombres “históricamente nunca han comprendido del todo” lo que viven las mujeres en una situación de acoso callejero, y señala la importancia de la educación, tanto de forma individual como sociedad a la hora de tomar acciones. “Mientras la gente más mire hacia otro lado, más gente piensa que puede seguir haciéndolo” sentenció.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La campaña de L’Oreal pretende empoderar a las personas con cinco herramientas a la hora de intervenir de manera segura en una situación de acoso, después de que un estudio descubriera que un 78% de mujeres han experimentado el acoso en las calles. Las herramientas de la campaña son: distraer al agresor, delegar pidiendo ayuda, documentar, hablarlo y retrasarlo.

En el caso de Helen Mirren, además del acoso callejero, también ha sufrido el de su propia industria. Lo confesó en 2018 cuando aseguró a la revista Vogue que nunca se había cuestionado el comportamiento de los hombres por entonces, porque pensaba que así eran las cosas. “Me sentía como un pedazo de carne sin valor. Pasó aquí, allí, luego iba a una cita con un chico y pasaba de nuevo” aseguró hace unos años, llegando a cuestionarse si era su culpa.

Más historias que te pueden interesar: